El presidente ejecutivo de Tesla Inc, Elon Musk, dijo el martes que el objetivo de ensamblar 5,000 automóviles Model 3 por semana a fines de junio era "bastante probable" ya que las líneas de producción de la compañía han demostrado la capacidad de fabricar 3,500 vehículos por semana.

"Este es el mes más insoportable e infernal que he tenido (...) pero creo que lo estamos consiguiendo", dijo Musk durante la reunión anual de accionistas de Tesla en Mountain View, California.

Musk hizo los comentarios luego de que los accionistas reeligieron a tres directores y votaron en contra de una propuesta para arrebatarle el papel de presidente del directorio.

La moción ha sido el reto más fuerte hasta ahora al control de Musk sobre el fabricante de vehículos eléctricos de Silicon Valley, que también enfrenta reveses de producción. Las expectativas de muchos analistas son que la empresa necesitará conseguir dinero en efectivo.

Tesla ha estado luchando por aumentar la producción de su nuevo sedán Model 3, que es clave para la rentabilidad a largo plazo de la compañía.

Los cuellos de botella en la manufactura han demorado la entrega de vehículos a los clientes y han retrasado el flujo de ingresos que la compañía necesita, porque sigue gastando mucho en reparar la línea de producción y en proyectos en desarrollo.

Las acciones de Tesla han bajado casi 8% desde el comienzo del año y 25% desde un máximo en 12 meses de 389.61 dólares en septiembre.

abr