Estados Unidos y China se comprometieron a cumplir sus compromisos de la llamada Fase 1 del acuerdo comercial entre ambos, a pesar de los desafíos que implica para ello la pandemia del Covid-19.

A esa conclusión llegaron el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino Liu He, en una conversación sostenida el jueves.

Los tres funcionarios discutieron cuestiones económicas y comerciales, incluido el acuerdo de Fase Uno recientemente concluido.

“Las partes compartieron actualizaciones sobre el Covid-19 y sus evaluaciones de sus efectos sobre el crecimiento económico, así como las medidas que sus países están tomando para brindar apoyo a sus economías”, dijeron Lighthizer y Mnuchin, en un comunicado conjunto.

Los tres discutieron el proceso en curso de implementación del acuerdo de Fase Uno entre los dos países que entró en vigencia el 14 de febrero.

Ambas partes acordaron que se está haciendo un buen progreso en la creación de las infraestructuras gubernamentales necesarias para que el acuerdo sea un éxito.

“También acordaron que, a pesar de la actual emergencia sanitaria mundial, ambos países esperan cumplir sus obligaciones en virtud del acuerdo de manera oportuna. Las reuniones requeridas por el acuerdo se llevaron a cabo a través de una conferencia telefónica y continuarán de forma regular”, dijo el comunicado.

El 15 de enero, el presidente Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He firmaron un acuerdo comercial de Fase 1. Forma parte de un esfuerzo por resolver las tensiones comerciales que han estado en curso desde marzo de 2018, cuando la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) publicó su investigación de la Sección 301 sobre las prácticas de distorsión comercial de China.

El acuerdo incluye compromisos de China para comprar un adicional 200,000 millones de dólares en productos estadounidenses desde los niveles de 2017 en cuatro sectores (bienes manufacturados, servicios, productos agrícolas y energía) durante los próximos dos años.

[email protected]