Ante las más de 400 solicitudes de amparo que realizaron organizaciones sindicales pertenecientes al Congreso del Trabajo, en contra de la aplicación de la reforma laboral, el grupo que conforma el Observatorio Laboral para la Reforma Laboral realizará una defensa sobre los cambios a la Ley Federal del Trabajo que entró en vigor el 1 de mayo.

El único sindicato del Apartado B (burócratas) que hizo solicitud formal de amparo fue el de la Auditoría Superior de la Ciudad de México; y son todas las que serán admitidas por el Poder Judicial, pues el plazo para presentar la solicitud de amparo concluyó el 1 de julio.

A partir de esta semana se desarrollarán las audiencias para determinar si se otorga o no el amparo a los quejosos, que en su mayoría argumentan que se violan sus derechos de autonomía sindical al pedirles que modifiquen sus estatutos e incluyan, como parte de los procesos internos, el voto libre, secreto y directo.

De ahí que, en sesión de análisis, el Observatorio Laboral trabaja en el juicio que presentarán, como terceros interesados, para defender los nuevos preceptos que se incluyeron en la reforma laboral y que van encaminados a garantizar libertad sindical y contratación colectiva.

En entrevista Ben Davis, director de Asuntos Internacionales de United Steelworkers, comentó que la presencia de juicios de amparo es un impedimento más para la implementación de la reforma laboral, en donde se tienen que actualizar más de 550,000 y 700,000 contratos colectivos de trabajo.

“Es el impedimento para construir nuevas instituciones administrativas y jurídicas, hasta ahora sin presupuesto y sin personal”, expuso, quien fue uno de los impulsores de la reforma en Estados Unidos.

Asimismo, agregó que “es por ello que los demócratas insisten en incorporar mecanismos fuertes y efectivos de cumplimiento de las obligaciones laborales en el T-MEC; quieren ver cambios reales que permitan a los trabajadores mexicanos ejercer sus derechos y aumentar los salarios”, explicó. El coordinador del Observatorio, Alfonso Bouzas, comentó que “estratégicamente el acuerdo más importante que tomó en su sesión el Observatorio es tomar los conceptos de violación de los amparos corporativos y formular alegatos que los combatan, la finalidad de plantear amicus curie (defiende un interés de trascendencia) a nombre del observatorio y presentarlo en los diversos amparos corporativos antes de la audiencia constitucional”.

Sostuvo que aún hay desconocimiento por parte de muchos abogados, lo que hace necesario realizar foros para “una correcta comprensión y uniformar los criterios de esta importante reforma”.

[email protected]