Pareciera que Trump y su gabinete juegan a interpretar uno de las historias más repetidas de la historia de la televisión: el policía malo y el policía bueno . Trump ha confrontado a cualquiera que se le ha puesto en frente como el policía malo y su equipo se ha encargado de matizar las acciones del presidente como el policía bueno.

La mayoría de las veces que se ha confrontado con otros ha sido en ocasiones que tienen rasgos nacionalistas.

NOTICIA: ¿Qué tanta es la dependencia de la economía de EU a los migrantes mexicanos?

Para poder financiar la construcción del ampliamente mencionado muro fronterizo con México, planteó la posibilidad de gravar con aranceles especiales las importaciones del país, aunque esta idea del mandatario no es exclusiva de los pagos relativos a la financiación de la obra. También fue mencionada como una medida proteccionista ante el déficit comercial que tiene Estados Unidos con respecto al balance entre importaciones y exportaciones.

La idea cortoplacista del mandatario fue ampliamente criticada en ambos lados de la frontera. Especialistas de los dos países, aseguraron en su momento que el imponer este impuesto sobre los productos hechos en México, sería un golpe a la economía del país, pero también a la de Estados Unidos. Estados Unidos importa desde México autos, piezas especializadas de muchas industrias, accesorios informáticos, electrodomésticos, petróleo y todo tipo de vegetales comestibles.

Una respuesta natural a las políticas nacionalistas que Trump pretende aplicar es el surgimiento de un movimiento de igual proporción pero en México. En redes sociales, es común ver diferentes invitaciones a sólo consumir productos mexicanos. Un ejemplo fue el uso del hashtag #AdiósStarbucks, que buscó incentivar la preferencia por los productos derivados del café de origen mexicano.

Comprar lo hecho en México ayuda a que la economía se mantenga en constante crecimiento y se fortalezca el mercado interno. El gobierno mexicano ha intentado darle un impulso extra a los productos de los fabricantes mexicanos y, por ende, a las marcas nacionales.

Las estrategias del gobierno mexicano para que la economía nacional no se paralice incluyeron la creación de un distintivo que ayude a promover la adquisición de bienes y servicios nacionales. Para ello crearon una marca que contenga el lema: Hecho en México , un distintivo establecido por el gobierno federal, a través de la Secretaría de Economía (SE) para identificar los productos hechos en nuestro país frente a los productos provenientes del extranjero y así incentivar el consumo para fortalecer el mercado interno, favorecer la competitividad de los productos nacionales.

NOTICIA: 16 frases destacables de la conferencia de Slim

Este distintivo ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo. En un principio se contenía en la Norma Oficial Mexicana (NOM) NMX-Z-009-1978 pero para abril del 2004 se hicieron modificaciones que autorizaron dos formas de logotipos. La modificación más reciente, con fecha 23 de febrero del 2009, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el Acuerdo mediante el cual se da a conocer el Logotipo Hecho en México y se establecen las condiciones para el otorgamiento de la autorización para su uso.

Para obtener el logotipo vigente, es necesario acceder a la página www.hechoenmexico.gob.mx, registrarse para poder descargar el archivo del logotipo y su Manual de Identidad Gráfica. Aunque pareciera, e el logotipo Hecho en México , de ninguna manera puede considerarse como una denominación de origen, aunque sin duda el logotipo es un signo de identificación tanto de calidad como de origen del producto.

La marca no puede ser considerada propiedad de un particular, ya que de entrada no es susceptible de registrar ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

NOTICIA: Negociación del TLCAN, con respeto a soberanía nacional: Peña Nieto

Este logotipo también es un soporte adicional para las marcas que se comercialicen en el extranjero, con el fin de potencializar las expectativas de los consumidores en su elección de compra. Como dice el dicho: Lo hecho en México, está bien hecho .

rarl