México tiene una cartera de proyectos de producción de oro que suman inversiones por 1,911 millones de dólares, informó la Cámara Minera de México (Camimex).

“En 2019, algunos proyectos que tenían evaluado avanzar en su construcción o transitar hacia su etapa de operación, presentaron retrasos. No obstante, existe una cartera de proyectos que dejan ver que los inversionistas continúan confiando en México aún en el actual contexto de retos”, dijo.

Los proyectos están en distintas etapas de desarrollo en un momento en que las cotizaciones del oro, un activo refugio por excelencia, se encuentran en la cresta histórica, impulsadas por la incertidumbre política mundial, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China y la pandemia del Covid-19.

En agosto de 2019 y en Guerrero, la empresa Telson Mining puso a “Campo Morado”, el cual contiene oro, bajo cuidado y mantenimiento como resultado de la disminución de los precios del zinc y a negociaciones con la comunidad.

Sin embargo, con el aumento de los precios del metal y avances significativos en las relaciones comunitarias, reinició actividades en octubre del 2019 y se estima que su producción se consolide en el 2020, con una inversión de 114 millones de dólares. Por otro lado, el estudio de viabilidad del proyecto “Camino Rojo” de Orla Mining, en Zacatecas, considera la extracción a cielo abierto con una producción anual de 97,000 onzas.

El inicio de construcción de este proyecto, con una inversión de 125 millones de dólares, fue aprobado a finales de 2019, debido a la obtención de los permisos de cambio de uso de suelo, autorizando a la empresa continuar con el desarrollo de la mina. De acuerdo con el cronograma, se prevé el inicio de operaciones a mediados de 2021.

En tanto, Alamos Gold informó sobre su proyecto de oro “La Yaqui Grande”, ubicado en Sonora, que conforme a los estudios realizados, a sus sólidos resultados y a su proximidad a la operación de “Mulatos”, decidió iniciar la construcción del mismo a partir de la segunda mitad de 2020, con una inversión de 137 millones de dólares.

Ambos de la compañía Fresnillo plc, el proyecto “Orisyvo” (350 millones de dólares), ubicado en Chihuahua, permanece en evaluación económica, mientras que en Sonora, el proyecto “Centauro Profundo” (130 millones de dólares) continúa avanzando en actividades de perforación, aunque la expansión fue pospuesta,

Finalmente, el proyecto “Media Luna”, ubicado en Guerrero, de Torex Gold, avanza en su desarrollo hacia la etapa de producción en 2024. Para ello, en 2020, planea comenzar un estudio de factibilidad con un presupuesto de 11 millones de dólares.

Antes del comienzo de la producción comercial, deberá contar con los permisos ambientales, de exploración, de uso de suelo, de agua e infraestructura. Los gastos de capital se estiman en 411 millones de dólares y la inversión total suman 482 millones de dólares.

A la baja

México produjo 25,727 kilos de oro de enero a mayo de 2020, una reducción de 15.8% interanual, de acuerdo con datos del Inegi.

De mantenerse en términos negativos lo que resta del año, el resultado representaría la quinta caída anual consecutiva de México en este indicador, tras haber registrado su máximo histórico en 2015, de 123,364 kilos.  De 2015 a 2019, la producción de oro de México cayó 40.5%, a 73,451 kilos.

rmorales@eleconomista.mx