El presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó la atribución que en la reforma energética le confirió la posibilidad de nombrar directamente a miembros del órgano de gobierno de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tras dos rechazos de sus ternas en el Senado, y designó a cuatro comisionados que si bien obtuvieron el mayor número de votos sin alcanzar la mayoría calificada, desataron polémica por sus respuestas y trayectoria durante las comparecencias a las que acudieron en el Congreso.

Para sustituir al comisionado Jesús Serrano Landeros, el que obtuvo más votos fue Luis Linares Zapata, con 64. El reemplazo de la comisionada Neus Peniche será Norma Leticia Campos Aragón, que obtuvo 64 votos. Mientras que el sustituto del comisionado Marcelino Madrigal Martínez será José Alberto Celestinos Isaac, quien alcanzó 67 votos, y para ocupar el lugar de Cecilia Montserrat Ramiro está Guadalupe Escalente Benítez, que tuvo 61 votos.

Por ejemplo, el primero de los nuevos comisionados, Linares Zapata -quien es accionista fundador del diario La Jornada, maestro en Economía Aplicada por la Universidad de Pennsylvania y fue asesor del Senado durante la reforma y Desarrollo de Políticas en Pemex- consideró en su segunda comparecencia que las cancelaciones de subastas eléctricas de largo plazo y de las líneas de transmisión de alta tensión deben ser repensadas por el Ejecutivo.

Por su parte, Norma Leticia Campos Aragón, quien es licenciada en Economía y doctora en Ciencias Sociales de la UNAM y al ser investigadora de tiempo completo en esta institución con diversas publicaciones en materia de energías renovables, fue la única de los 13 candidatos propuestos con un perfil relacionado con la electricidad, aseguró que es necesario mantener el esquema de privilegiar el despacho eléctrico más barato (aunque esto afecte a la CFE y contrario a lo que opina su director general, Manuel Bartlett) y consideró que será imposible cumplir con la meta de 35% de energías limpias al 2024.

José Alberto Celestinos Isaac, el más experimentado de quienes postuló el presidente y cuya candidatura fue incluso cuestionada por su avanzada edad, tiene experiencia en distintas gerencias de Pemex Refinación y fue asesor de la dirección general para la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, que tuvo un sobrecosto de más de 40% y un retraso de más de cinco años. Ingeniero Químico por la UNAM, Celestino Isaac consideró la última vez que dialogó con el Senado que aunque para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, las ingenierías conceptuales ya están terminadas y la ingeniería básica se utilizará de la refinería Bicentenario, de Tula, se pudieron haber revisado otras opciones para llevar a cabo este mega proyecto.

Finalmente, Guadalupe Escalante Benítez, que es maestra en Administración de Empresas de la UDLA y basa su experiencia en Programación y Control de Pemex Petroquímica, aseguró el lunes pasado que de nombrada comisionada de la CRE no renunciará a su pensión de la petrolera estatal. Escalante Benítez fue quien desató polémica en la primera comparecencia de estos aspirantes a regulador, al ponerse a buscar el significado de CRE en ese momento frente a los legisladores.

Tras dar a conocer a los señalados como nuevos comisionados de la CRE, el presidente López Obrador reconoció el derecho de legisladores de oposición para ampararse sobre los nombramientos en la CRE para que el Poder Judicial resuelva si lo considera viable.

[email protected]