La publicidad de las marcas comienza a cambiar por la emergencia sanitaria derivada del Covid-19. Por ello, las empresas deben comenzar a pensar en nuevos espacios e inversiones, refirió Kantar.

Uno de los principales medios utilizados son las plataformas de comunicación y entretenimiento digital, principalmente de video.

“Los desafíos para los profesionales del marketing y la comunicación son continuar generando empatía y cercanía con los consumidores ayudándolos a lidiar con esta situación (...) En la etapa de la nueva normalidad es importante replantearse el portafolio, el posicionamiento y la propuesta de valor de nuestras marcas”, mencionó Mauricio Martínez, managing director de la División Insights de Kantar México.

La pandemia generó una disrupción en el mercado, generó un cambio a largo plazo. No sólo implica un cambio en las actividades durante la cuarentena, sino también en las que se llevarán a cabo una vez concluida.

No sólo cambiará el medio donde la publicidad será anunciada, sino también su contenido. Por ejemplo, eslogans como “Para chuparse los dedos”, de la famosa cadena de pollo frito, tendrán que cambiar, pues no es apropiado en este momento, refirió Andria Vidler, directora ejecutiva de EMEA.

A pocos días de haberse informado de la propagación del Covid-19, algunas marcas cambiaron sus logotipos en sintonía con el distanciamiento social. Eso pasó con Mercado Libre y su imagen codo a codo, o Audi, que produjo un anuncio en el que se observa la separación de sus anillos característicos.

“Numerosas marcas se esfuerzan por demostrar a los clientes que siguen activas y se han adaptado a la situación”, refirió Rupert Nixon, fundador de la firma Perspective Pictures a la televisora estatal alemana Deutsche Welle.

Por su parte, Jane Ostler, global head de Media Effectiveness Insights de Kantar, enfatizó la importancia de mantener el awareness total de comunicación cuando el consumidor puede identificar, asociar y recordar una marca o varios aspectos de esta.

“Es muy importante, incluso en un periodo de silencio publicitario, ya que, si este indicador decrece, todos los demás también lo harán en mayor o menor medida y se convierte en una situación muy difícil de recuperar”, sentenció.

Respecto al cierre de establecimientos utilizados para mostrar la publicidad como los cines, centros comerciales, entre otros; Ostler dijo que se pueden utilizar los supermercados o farmacias, lugares donde no se suspendieron actividades.

estephanie.suarez@eleconomista.mx