El laboratorio farmacéutico Liomont recibió del parte del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) el Distintivo Empresa Socialmente Responsable por decimotercer año consecutivo debido a las acciones que realiza en pro del medio ambiente, salud y educación en las comunidades donde tiene presencia. Eduardo Fájer, director de Recursos Humanos de la empresa, asegura que el éxito en los programas de Liomont se debe al compromiso con la sustentabilidad y la ecología en el Consejo de Administración, “una compañía que se soporta en una cultura y tiene valores bien sustentados desde el Consejo de Administración es clave para que la responsabilidad social vaya permeando en todos los niveles de la empresa”.

En la búsqueda constante de innovación, Liomont incursionó desde hace dos años con la vacuna de Flublok para la influenza estacional, misma que han donado en lugares donde son necesitadas.

En medio ambiente, uno de los programas más destacados de la farmacéutica es el Premio Amanda Rimoch a la Ecología, el cual es promovido a nivel nacional de manera conjunta con la SEP, principalmente con secundarias técnicas y la Semarnat, donde se convoca a los estudiantes a concursar con sus proyectos enfocados 100% a la ecología, “otorgamos tres premios anuales, donde no sólo se reconoce la innovación, sino que incentivamos en los chicos tener la visión a temprana edad de cuidar, preservar y ser sustentables, el premio es en efectivo y es para que implementen sus proyectos en la escuela”, acotó Eduardo Fájer.

En el área de educación, el directivo de Liomont explica que al interior de la organización tienen un programa de excelencia académica orientado a los hijos de colaboradores que logren un promedio mínimo de 9, y ha sido extendido desde primer grado de primaria, hasta la universidad, las becas otorgadas cubren hasta licenciatura, donde se les brinda apoyo económico, útiles y un reconocimiento.

En el rubro de salud manejan un programa integral contra la amebiasis, enfocado a poblaciones marginadas, donde otorgan dosis para un tratamiento completo integral, en el 2017 realizaron 43,000 dosis contra las amibas. “Otro programa que se relaciona con nuestros productos es la Cruzada Infantil por un México sin Asma, orientado a la comunidad pediátrica de nuestro país para ayudar a disminuir los problemas respiratorios en pequeños; estuvimos en el 2017 en 18 comunidades”, señaló Fájer.

Finalmente el directivo explicó que la farmacéutica trabaja desde hace 19 años como aliada de la UNICEF y ha generado cirugías  de labio y paladar hendidos para apoyar a pequeños y jóvenes que padecen este mal, a veces una cirugía no basta, pero con este esfuerzo han logrado reintegrarlos a la sociedad con mayor seguridad en sí mismos.