La recuperación del salario mínimo tiene efectos positivos en la reducción de la brecha de ingresos entre hombres y mujeres, afirmó Andrés Peñaloza Méndez, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), quien informó que darán puntual seguimiento al comportamiento de la brecha salarial.

La Conasami dará información sobre el impacto del salario mínimo en el salario promedio de las mujeres, “tomaremos en cuenta las diferencias que pueden existir por sector en el que laboran, tamaño de la empresa, municipio, estructura salarial y edad, se atisba la reducción de casi una quinta parte en la brecha de género, es decir, entre la diferencia que ganan los hombres y las mujeres”.

En ese sentido, expuso, son más las trabajadoras quienes perciben hasta un salario mínimo; “de los 36 millones 864,000 trabajadores subordinados y remunerados (primer trimestre de 2019), el 38.5% y el 38.2%, respectivamente, son mujeres; la situación cambia notoriamente en el estrato de menores percepciones de la población ocupada y la de trabajadores subordinados y remunerados, conformada por 10 millones 642,000 y 5 millones 384,000, respectivamente, donde predomina la población femenina con el 53.6% y 53.4 por ciento”.

Méndez Peñaloza expuso que un primer avance se dará en el grupo de mujeres trabajadoras del hogar en donde se tiene la propuesta de fijar un salario mínimo en 248.72 pesos que traerá un beneficio para 1 millón 422,384 personas ocupadas en esta actividad que en su inmensa mayoría se encuentran en la informalidad y caracterizada por ser una ocupación predominantemente femenina, ya que nueve de cada diez personas ocupadas en este sector son mujeres.