De acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en México, 53.4 millones de personas se encuentran en pobreza y 9.4 millones en pobreza extrema. Asimismo, “una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia en alguno de los indicadores de derechos sociales y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios contemplados en las canastas alimentaria y no alimentaria, lo que se conoce como Línea de Bienestar Económica”.

En entrevista con Jeannette Arriola, titular de la Cátedra Carlos Slim Helú para el combate a la pobreza y el desarrollo integral sustentable de los pueblos indígenas de México de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac, se abordó el tema de combate a la pobreza, así como sus diversas dimensiones.

¿Cómo acabar con la pobreza en méxico?

Jeannette Arriola señaló que para acabar con la pobreza en el país es necesario dejar a un lado las políticas asistencialistas y el paternalismo, para buscar soluciones que ataquen los problemas desde raíz: “Por ejemplo, dar despensas o transferencias es un paliativo. Si bien en algunos casos o emergencias naturales es algo que se requiere, tenemos que pensar en generar capacidades. Amartya Sen, premio Nobel de Economía en 1998, mencionó que no puede haber desarrollo si no se genera la capacidad de elegir y ser un agente para que tú puedas exigir libremente el camino al desarrollo; es decir, una persona debería ser capaz de cultivar, producir, consumir y vender sus alimentos, pues eso le daría las riendas para tener seguridad alimentaria para su familia y el control para ser una agente de desarrollo. Ahora bien, si por el contrario le vamos a llevar la comida directo al plato, estás limitando la capacidad de la persona hacia su propio desarrollo. En México eso es muy grave porque vivimos en un país mayoritariamente rural y la apuesta se debe hacer para que el campo genere, de lo contrario, nos vemos expuestos a depender de otros países para que nos surtan alimentos, como el maíz, así que por más dinero que tengas no tienes cubierta la seguridad alimentaria”.

Asimismo, Arriola indicó que el combate a la pobreza se debe hacer desde una estrategia multidimensional: “Por ejemplo, está la físico-ambiental, que se relaciona con el cuidado y preservación del medio ambiente (agua, suelo, tierra, aire) en torno a las comunidades; la dimensión social-humana, que aborda la generación de capacidades de formas organizativas, de fortalecimiento de los procesos comunitarios y ver cómo ayudar en los temas de salud, educación, vivienda digna a las comunidades en las que trabajamos con distintos programas y apoyos, siempre buscando cómo combatir la solución de raíz; la dimensión económica-productiva, que busca la generación de ingresos con base en los alimentos que las comunidades puedan producir en su tierra y cumplir con toda la cadena de valor, desde la siembra hasta la comercialización; por último, la cultural-ciudadana que —lamentablemente no fue incluida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)— rescate la identidad, la tradición, la sabiduría ancestral indígena que es el alma y esencia de esta tierra mexicana que nos representa, es el porqué de nuestra identidad: quiénes somos, qué queremos y hacia dónde vamos los mexicanos. En mi opinión, tú no puedes lograr el desarrollo si no fortaleces la identidad cultural de una región, comunidad, nación. Esas cuatro dimensiones deben atenderse de manera conjunta por los distintos actores de la sociedad, pero también deben impulsarse de manera paralela a otros esfuerzos complementarios con la Agenda 2030”.

Sobre esta última dimensión, Arriola mencionó que es fundamental que se atienda al ámbito cultural, además de las políticas públicas y que se incluya en los ODS. Sobre el panorama de los ODS en México a cuatro años de su implementación, indicó que se ve un avance con base en los estándares y las evaluaciones; no obstante, si se quitaran los programas asistencialistas, ¿realmente se vería un avance en el combate a la pobreza?

Finalmente, Jeannette Arriola comentó que combatir la pobreza implica compromiso y dedicación que se puede lograr con políticas y estrategias multidimensionales.

[email protected]