Hasta 300% aumentaron los decomisos de bebidas alcohólicas irregulares, en operativos realizados –de enero a diciembre de este año- por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en comparación con los efectuados hace dos años.

Y es que de acuerdo con las estadísticas de la Cofepris, en el año 2010 se aseguraron 87,000 litros de bebidas alcohólicas irregulares; siendo que al cierre de este año se tenían reportes de 320,000 litros.

Tan sólo en este mes –durante las fiestas decembrinas- la Cofepris verificó varios establecimientos comerciales en la zona metropolitana del valle de México. Los resultados obtenidos muestran el aseguramiento de 11,859 botellas de licores y vinos de diversas marcas en tiendas abarroteras del Distrito Federal y estado de México debido a que incumplían con la ley sanitaria vigente.

Además, se inmovilizaron 3,826 litros de alcohol de 96 grados que estaba listo para su venta sin desnaturalizar a pesar de la ley lo prohíbe y representa un riesgo para el consumidor.

El aseguramiento de bebidas alcohólicas no fue el único el operativo decembrino, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios también verificó el comercio de medicamentos.

En este operativo, la autoridad sanitaria detectó establecimientos que venden antibióticos sin contar con control de dispensación de antibióticos, por lo que suspendió las actividades en 7 negocios.

Incluso, en la Central de Abastos del Distrito Federal y en diversos comercios del centro inmovilizaron más de 4,000 productos irregulares.

Por lo que toca a alimentos, suplementos alimenticios y cosméticos, l a Cofepris aseguró 3,385 productos lácteos, conservas, cereales y otros, por malas prácticas de almacenamiento, tener fecha de caducidad vencida y estar en mal estado.

Asimismo, aseguró 2,460 suplementos alimenticios caducos y con etiquetado al margen de la ley, al igual que 3,184 cosméticos y perfumes.