Sólo en México cada año se van a la basura 20 millones de toneladas de comida en buen estado, contemplando industrias y distintos puntos de la cadena de producción y suministro de alimentos, con el objetivo de reducir esta cifra e impulsar el logro del ODS 2, Hambre Cero, el pasado 29 de septiembre fue lanzada la aplicación móvil de descarga gratuita Cheaf, un sitio donde convergen restaurantes y comercios que ofrecen paquetes de comida en buen estado que no se vendieron al final del día, armando paquetes de acuerdo a su inventario para ofrecerlos a una tercera parte del precio de venta original.

“En Cheaf creemos que donde hay desperdicio, hay oportunidad y queremos estar. Por ello creamos esta plataforma que se enfoca en ayudar a reducir el desperdicio de comida en restaurantes y comercios locales, ofreciendo comida en buen estado directo al usuario, por una tercera parte del precio original. Así, se rescata comida en buen estado, mientras que el comercio recupera algo de sus costos de producción y los usuarios acceden a buena comida a precios excepcionales”, comentó Kim Durand, creador y CEO de Cheaf.

El directivo hace énfasis en que el desperdicio de comida es un problema que puede y debe enfrentarse desde distintos frentes y con distintas perspectivas, prueba de ello es que hay organizaciones haciendo labores muy valiosas. Cheaf presenta una perspectiva que no se había explorado en México, pero que se ha probado en otras partes del mundo: rescatar comida de restaurantes por medio de descuentos al usuario. Por ello invitan a evaluar las prácticas y hábitos, haciendo lo posible para evitar el desperdicio de comida, pues es un problema que se puede solucionar en conjunto, aportando lo que está dentro de las posibilidades de cada quien.

Actualmente, Cheaf cuenta con el apoyo de más de 25 restaurantes y comercios asociados en la CDMX,entre los que se encuentran: Maison Kayser, Delirio, Bo Pastisseria, Munchin Donuts, Kome Kome Sushi, Agua y Tierra, Tsubomi, Pan Verde, Helados Carmela (de la Churrería El Moro) y restaurantes del grupo CMR.

Cabe destacar que cualquier restaurante puede ser parte del movimiento y generar menos desperdicio de comida, al igual que cualquier persona puede descargar la app y obtener alimentos.

Previo al lanzamiento de la app, durante la prueba piloto que duró dos meses, por medio de ésta 250 personas rescataron más de 1,200 kilos de comida, lo que equivale a aproximadamente 150,000 pesos (en precio de venta), evitando también la emisión de 1,800 kilos de CO2 a la atmósfera.

viridiana.diaz@eleconomista.mx