La Comisión Federal de Electricidad (CFE) concluyó el pasado 20 de septiembre el refinanciamiento de obligaciones derivadas de proyectos de inversión de infraestructura productiva con registro al gasto público (Pidiregas) por un monto de 8,811 millones de pesos.

De acuerdo con la estatal, los ahorros generados con dicha operación en los próximos tres años ascienden a cerca de 3,800 millones de pesos, los cuales serán canalizados a complementar el gasto de inversión en proyectos de infraestructura de la empresa. Lo anterior permitirá incrementar los activos productivos de la CFE y, con ello, sus ingresos futuros mediante la obtención de posibles ahorros operativos.

 

El nuevo financiamiento sindicado está contratado en moneda nacional, a una tasa de TIIE 28 más 95 puntos base, a un plazo de siete años, con vida media de cinco años y un esquema de pago de amortizaciones crecientes.

La operación consistió en un crédito sindicado con BBVA como Agente Estructurador y Coordinador Exclusivo, y la participación de los bancos Scotiabank Inverlat, Citibanamex, Mizuho Bank México y HSBC como entidades acreedoras. La mayor parte de los bancos asumieron sus propias posiciones crediticias.

La transacción fue posible debido a que la CFE logró acceder a términos y condiciones financieras en los préstamos asociados a proyectos Pidiregas en etapa de operación, mediante la reducción del costo de financiamiento y la extensión del plazo de los créditos contratados en años anteriores.

Por medio de este crédito se refinanciaron activos de proyectos Pidiregas de los procesos de generación, transmisión y distribución, los cuales tienen una vida útil mayor al plazo del nuevo financiamiento y generan ingresos suficientes para cubrir todas sus obligaciones, incluyendo las financieras, hasta el 2030.

La empresa productiva explicó en un comunicado que como resultado de la operación de refinanciamiento logró una mejor vinculación entre la vida útil de los activos productivos y su capacidad de generar ingresos con el periodo del crédito asociado.

Además, libera recursos de su gasto financiero para complementar el Programa de Inversión, para lograr una mayor capacidad de inversión en activos productivos con recursos propios, los que a su vez generarán mayores ingresos futuros o reducirán costos de operación. Con ello, se pretende fortalecer los indicadores financieros y operativos de la empresa.

Aseguró que el saldo de las obligaciones financieras de los proyectos Pidiregas no se modifica, ya que únicamente se extiende el plazo de los pagos de las amortizaciones a una menor tasa de interés.

kgarcia@eleconomista.com.mx

kg