Tras 12 años en México, la cadena minorista de artículos de tecnología Best Buy liquidará sus operaciones en el país, anunció la empresa estadounidense en el marco de la presentación de sus resultados del tercer trimestre del 2020.

“Hemos estado examinando nuestro modelo de negocios de arriba a abajo para determinar dónde podemos ser capaces de acelerar nuestros esfuerzos estratégicos. Hemos revisado áreas donde podemos reducir nuestra operación”, dijo Corie Barry, CEO de la empresa en una conferencia con analistas.

“Como resultado, durante el trimestre hicimos la difícil decisión de abandonar nuestra operación en México. Quiero agradecer a nuestro equipo en México por su tremendo trabajo a lo largo de los últimos años. Deben estar muy orgullosos de sus logros”, añadió.

El anuncio se da en un trimestre en el que la empresa –que genera más de 90% de sus ingresos en Estados Unidos– reportó un alza interanual de 23% en sus ingresos trimestrales consolidados a 11,853 millones de dólares, gracias a un mejor comportamiento en ventas de productos de tecnología asociados al consumo casero debido al confinamiento por la pandemia del Covid-19.

El cierre de tiendas se dará de manera ordenada a partir del 31 de diciembre y se procederá a la liquidación de la mercancía en inventario.

Al cierre del año fiscal 2020 en Estados Unidos (30 de septiembre), Best Buy tenía 49 tiendas en México, 35 bajo el formato Best Buy Store (2,415 metros cuadrados en promedio) y 14 bajo el formato Best Buy Express (186 metros cuadrados en promedio). De ese número, cadena habría ya cerrado ocho.

Best Buy inauguró su primera tienda en México en diciembre del 2008, en el centro comercial Mundo E, en Naucalpan, Estado de México, evento al que asistió el entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa.

Durante el año fiscal 2020 las 49 tiendas que operaba la cadena en México le generaron ingresos por alrededor de 400 millones de dólares, menos de 1% de los 43,638 millones de dólares en ventas que generó Best Buy de manera consolidada.

Las 49 tiendas mexicanas de la cadena estadounidense representan 4% de las 1,231 unidades de venta que posee (1,009 están en Estados Unidos y 173 en Canadá).

El cierre de las operaciones de la empresa en México tendrá un costo aproximado de 111 millones de dólares, más 36 millones de dólares por concepto de remanentes de inventario, explicó por su parte Matt Bilunas, director de finanzas de Best Buy.

octavio.amador@eleconomista.mx