Slp. Bmw se encuentra lista para poner en operaciones su planta en México el próximo 6 de junio del 2019 —conforme con lo planeado—, por lo que el presidente y CEO de la alemana, Hermann Bohrer, afirmó que existe un compromiso de inversión de largo plazo y “no vamos a cambiar la estrategia” ante los amagos del presidente estadounidense, Donald Trump.

En la planta de San Luis Potosí que es considerada como la “más innovadora” a nivel mundial, se producirá el modelo Premium Serie 3 para surtir al mundo, “México posee (una red) de tratados de libre comercio con 45 países, si uno (EU) ya no es miembro, tenemos 44 más (por atender)”, sentenció el CEO de BMW México.

Durante una visita para informar sobre el avance de 96% de la primera fábrica que producirá vehículos premium en México, Bohrer mencionó que iniciarán operaciones con un contenido regional TLCAN de 65% y el resto con componentes del mundo, pero “la planta de SLP es una inversión a largo plazo y tenemos la flexibilidad de tener una producción al mercado global”.

“Somos muy flexibles, si la política (comercial) cambia, podemos reacomodar la producción a nivel global”, expresó Karl-Friedrich Koch, vicepresidente de logística y control de producción de BMW, al agregar que la manufactura premium en México representa un gran desafío y una oportunidad mayor.

La fabricante alemana cuenta con 140 proveedores locales que permiten cubrir 65% de contenido regional (México, Estados Unidos y Canadá) y prevé alcanzar 200 dentro de un año; no obstante, al haber introducido manufactura 4.0 le permite ajustarse a distintos requerimientos de piezas y componentes para poder exportar a todo el mundo, incluido el TLCAN, en caso de modificaciones en aumentar las reglas de origen automotriz.

De junio del 2014 al 2018, BMW ha invertido 1,000 millones de dólares en la planta de SLP, desde la infraestructura, logística, hasta capacitación y reclutamiento de personal calificado, que actualmente suma 1,000 empleados y la apuesta que al 2019 se sumen otros 1,000 trabajadores.

“Una empresa como BMW siempre observa los escenarios (...) No especulamos sobre los resultados de la negociación (del TLCAN), lo que sea que venga tendremos que manejarlo y es nuestra preparación lo que nos ayuda y siempre hay diferencias entre los tiempos de la decisión de invertir y el comienzo de la operación de la planta, pero siempre hay que manejarlo”, respondió el CEO de BMW México.

Aunque el BMW Serie 3 (compacto) se prevé que sea enviado en un mayor volumen a Estados Unidos, existen 124 países de opción de ventas externas. “La posición de BMW es la lucha por el libre comercio en el mundo”.

Respecto al tema de la inseguridad, Hermann Bohrer dijo que trabajan en una estrategia para abatir el robo en trenes y carreteras a cero.

Aranceles pegarían a consumidores estadounidenses: Toyota

La empresa japonesa Toyota advirtió que una eventual alza de aranceles a las importaciones estadounidenses de autos podría impactar negativamente en los empleos y consumidores en Estados Unidos.

“En Estados Unidos, Toyota tiene 10 plantas, 136,000 empleados y 1,500 distribuidores que contribuyen a sus economías locales”, indicó la empresa en su cuenta de Twitter. “Los aranceles sobre las importaciones automotrices podrían perjudicar los empleos estadounidenses y elevar los costos a los consumidores”, agregó.

El gobierno del presidente Donald Trump inició el pasado miércoles el proceso de inicio de una investigación de seguridad nacional bajo la sección 232 de la ley de expansión comercial, tal como lo había hecho recientemente en el caso de las importaciones de acero y aluminio a Estados Unidos.

En otra reacción, la Alianza de Fabricantes de Automóviles hizo un llamado a la administración Trump para evitar que se imponga un arancel a las importaciones automotrices.

“Estamos seguros de que las importaciones de vehículos no representan un riesgo de seguridad nacional para Estados Unidos”, explicó esa agrupación, integrada por Fiat Chrysler, General Motors y Ford, además de Nissan, Hyundai y BMW.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habló el viernes con el presidente Trump y expresó “fuertes preocupaciones” sobre la decisión de Washington de investigar las importaciones de automóviles y camiones. (Roberto Morales, con información de Notimex)

[email protected]