El poder Ejecutivo envió al Senado para su ratificación el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), celebrado el 8 de marzo en Chile, mismo que fue turnado a las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífica, de Relaciones Exteriores y de Comercio y Fomento Industrial.

La exposición de motivos da cuenta de que el CPTPP atenderá no sólo acuerdos comerciales en materia económica, sino una perspectiva incluyente que refleje los beneficios de la inversión y el comercio en todos los sectores de la sociedad.

“De ser aprobado por esta H. Soberanía, el CPTPP permitirá incorporar cuestiones comerciales y transversales al comercio que son nuevas y emergentes, que incluyen aspectos vinculados al Internet y la economía digital, la participación de las empresas de propiedad estatal en el comercio internacional y la inversión, la capacidad de las pequeñas empresas para aprovechar ventajas de los acuerdos comerciales, entre otros temas”, expuso.

De acuerdo con el documento enviado al Senado el Tratado abrirá mercados en Australia, Brunei Darussalam, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, lo que significa el potencial de al menos 159 millones de consumidores.

Además, precisó, se mejorará y ampliará el mercado con Japón, principalmente para productos agropecuarios que inicialmente quedaron fuera en el acuerdo bilateral con esta nación.

“Alentará una mayor integración con países de América Latina —en particular en el marco de la Alianza del Pacífico—, lo que permitirá a México incidir en el diseño de la zona de libre comercio más grande del mundo”, aseguró.

En este sentido puntualizó que al ser nuestro país fundador del CPTPP, le dará ventaja y posibilidad de cuidar sus intereses ante futuros integrantes, lo que fortalecerá la capacidad para atraer inversiones de otras partes del mundo.

Paralelo a la firma del CPTPP se dio por terminado parcialmente el acuerdo entre México y Australia para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones, el que permitía actualizar los estándares de protección a la inversión extranjera, por lo que, a fin de dar certeza jurídica y protección a inversionistas de ambos países, seguirá aplicándose por tres años más.

Con el gobierno de Malasia hay un acuerdo sobre disposiciones relacionadas con la regla de origen específica por productos para ciertos vehículos, el cual permitirá “que las partes apliquen a nivel bilateral una regla de origen flexible para automóviles ligeros”.

En este acuerdo se establecen como medidas de cumplimiento una regla de cambio de clasificación arancelaria que permite el abasto de autopartes de cualquier parte del mundo, y otra, que exige satisfacer un valor de contenido regional menor al requerido en el Anexo 3-D del CPTPP.

Con Vietnam se estableció un acuerdo para establecer el Programa de Monitoreo para Empresas Textiles y del Vestido registradas en esta nación, a fin de intercambiar información y apoyar a la gestión de riesgos en la identificación y atención de infracciones aduaneras, lo que permitirá a México determinar si se dan infracciones aduaneras en las importaciones del sector. Con este mismo país se generó un acuerdo que prevé que México conceda excepciones a las reglas de origen aplicadas a productos textiles de la lista de escaso abasto y prendas de vestir sintéticas para bebés, con la precisión de que la nación asiática limitará sus exportaciones para productos de acrílico y ropa para bebé de fibras sintéticas.

[email protected]