Aeromar retomará en el primer trimestre del 2013 sus operaciones internacionales entre México y Texas, las cuales abandonó desde enero ante el incremento de vuelos que hicieron a esos destinos Aeroméxico e Interjet.

La semana pasado, el Departamento de Transporte de Estados Unidos le renovó los permisos que tenía para las rutas: San Luis Potosí- San Antonio, Manzanillo-San Antonio y Saltillo- San Antonio. Además, le autorizó operar entre Saltillo-Harlingen, Tampico-Harlingen, Saltillo- McAllen, Tampico-McAllen, Ciudad Victoria-Harlingen, Ciudad Victoria- McAllen.

Hemos trabajado este año con los gobiernos de Tamaulipas y Coahuila porque nos interesa reanudar los vuelos que tenemos en la frontera norte del país. Nosotros buscamos fomentar el desarrollo económico en las regiones donde tenemos operaciones. Ése es nuestro objetivo desde hace 25 años , dijo el director de la aerolínea, Ami Lindenberg.

La fecha de vencimiento del permiso otorgado en todas las rutas es el 13 de diciembre del 2013.

En la autorización también se precisa que Aeromar solamente podrá utilizar en dichos destinos aviones con una capacidad no mayor a 60 pasajeros y con una capacidad máxima de carga de ocho toneladas.

De acuerdo con la aerolínea, el perfil de los viajeros que atenderán es de negocios, principalmente son ejecutivos dedicados a los sectores manufacturero y automotriz, los cuales suelen ir y regresar el mismo día en sus vuelos transfronterizos.

APUESTAS ESTRATÉGICAS

Actualmente, la aerolínea opera cada día cerca de 100 vuelos con 14 aeronaves turbohélice y dos jets con capacidad para 50 pasajeros. Desde la ciudad de México conectan con 20 destinos, algunos de ellos turísticos, Huatulco, Acapulco, Manzanillo o Ixtapa Zihuatanejo.

Sin embargo, la parte fundamental de sus viajes es hacia las ciudades de San Luis Potosí, Poza Rica, Aguascalientes, Tepic, Lázaro Cárdenas y Durango.

Nuestro modelo de negocio es diferente a nuestros competidores. Por ejemplo, ya tenemos 24 años volando a Ciudad Victoria, Tamaulipas. A esa ruta entraron Aerocalifornia, Aeroméxico, Mexicana de Aviación y Alma de México, pero tuvieron que salir porque no les resultaba atractiva refirió el Director de la línea aérea.

Para atender sus planes de expansión, el próximo año los socios de Aeromar invertirán 45 millones de dólares para la adquisición de dos aviones modelo ATR con capacidad de 68 asientos; en el 2018, esperan lograr una flota de 25 aeronaves, la menor de las aerolíneas comerciales de México.

[email protected]