Tras lograr niveles de proceso de crudo superiores a los de agosto del año pasado, sobre todo por la reactivación de las refinerías de Madero y Salina Cruz, la elaboración total de petrolíferos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en abril se ubicó en 939,200 barriles diarios, con un alza mensual de 18%, aunque todavía constituye una caída de 16% en términos anuales. En tanto, la elaboración de gasolinas llegó a su nivel más alto del año, pero las importaciones constituyeron 73% de las ventas de la estatal.

Según los últimos indicadores petroleros de Pemex, el proceso de crudo alcanzó los 765,658 barriles diarios en las seis refinerías del país en abril, con un incremento mensual de 17%, aunque la caída anual es de 20% y se utiliza 48% de la capacidad de estos centros con los equipos que tienen actualmente.

Este nivel de proceso de crudo es el más alto reportado por Pemex desde junio del año pasado, derivado de incrementos constantes en todos los centros refinadores, excepto Minatitlán que se encuentra en mantenimientos y tuvo un nivel de procesamiento de crudo de apenas 23,330 barriles diarios, en comparación con los 102,772 barriles por día que se reportaron hace un año.

Con esto, la producción de gasolinas aumentó 24% de un mes a otro, para ubicarse en 276,800 barriles diarios en abril. Este nivel resulta el más alto desde junio del 2017, aunque en términos anuales la caída es de 15 por ciento.

A la vez, la importación de gasolinas cayó 9.3% en un mes, para ubicarse en 555,400 barriles por día durante abril, aunque en la comparación anual se incrementó en 25.5 por ciento. El volumen de importación de gasolinas del cuarto mes del año fue el más bajo que ha reportado Pemex desde mayo del año pasado y es 19% inferior al pico de compras al exterior que se observó en noviembre del 2017, resultado de los paros totales de Salina Cruz y Madero.

Cuota de importaciones

Las ventas internas de gasolinas de Pemex en abril fueron las más bajas que se han observado en los últimos 15 meses: de 759,177 barriles por día, con una reducción de 5.7% entre marzo y abril y una caída de 1.4% en relación con el cuarto mes del 2017.

Por lo tanto, la participación de las importaciones en las ventas internas de gasolinas se ubicó en 73% que, si bien es la más baja desde junio del año pasado, es casi 16 puntos porcentuales superior a la que reportaba Pemex hace un año.

Este año se llevarán a cabo trabajos de mantenimiento en dos plantas “bien importantes” en los complejos refinadores de Tula y Cadereyta, explicó la semana pasada el director general de la empresa, Carlos Treviño Medina. “En Tula estamos por iniciar el mantenimiento a la planta que se llama H-oil, y en Cadereyta en una planta llamada FCC”.

Los mantenimientos provocarán que Pemex reduzca su volumen de procesamiento de crudo, pero no habrá paros totales como ocurrió en Madero y Salina Cruz en el 2017, detalló.

[email protected]