La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) pidió a los legisladores que soliciten a la Secretaría de Economía que se catalogue la producción de autopartes como actividad esencial, dijo la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas.

Lo anterior, a efecto de que no se deje de trabajar durante el tiempo que dure la suspensión de las actividades por la contingencia sanitaria.

En conferencia virtual, la diputada contó que el sector automotriz explicó que si México deja de producir autopartes se tendría un impacto en la producción de vehículos en Estados Unidos y Canadá, en donde sí está considerada como actividad esencial.

Rojas Hernández también dio a conocer que la AMIA mencionó la baja de hasta un 25% en las ventas desde 2017, y señaló que las propuestas que realizan al Gobierno Federal, son la prórroga para el pago de impuesto y de cuotas obrero-patronales e incentivos fiscales.

En ese sentido, la presidenta de la Cámara Baja adelantó que presentará una propuesta a la Junta de Coordinación Política de San Lázaro para que haga propio este llamado.

“Las propuestas que ellos están haciendo al Gobierno de la República son coincidentes con lo que ya ha planteado el Consejo Coordinador Empresarial”, dijo.

El día de ayer, el presidente del CCE, Carlos Salazar exhortó al Gobierno de México, empresarios, sindicatos y organizaciones sociales a suscribir un gran acuerdo nacional, para la protección del empleo, los salarios y los ingresos de las familias.

Entre la serie de acciones que Salazar Lomelín aseguró que se están explorando desde el sector privado para apoyar a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipyme) se encuentran los apoyos económicos entre privados para apoyar a proveedores, compras adelantadas o ventas a futuro, programa de factoraje ágil y no penalizaciones contractuales entre particulares.