La filial mexicana de la compañía de bebidas Anheuser-Busch InBev acusó a la firma estadounidense Constellation Brands, en una demanda presentada el lunes, de incumplir un acuerdo sobre el uso de la marca Corona aplicándola a un producto que no sea cerveza.

Constellation ha utilizado el nombre de su Corona Hard Seltzer, un agua mineral con alcohol y saborizantes que se han vuelto muy populares en los Estados Unidos.

Cuando AB InBev tomó el control total de Grupo Modelo en 2013 acordó con los reguladores antimonopolio estadounidenses vender el negocio de Grupo Modelo en los Estados Unidos a Constellation, incluida la marca Corona. AB InBev retuvo los derechos de Corona y otras marcas de Modelo en México y en otros lugares. Modelo dijo que el acuerdo de licencia para Corona solo se extendía a la cerveza y no incluía agua carbonatada.

Constellation dijo que estaba "muy sorprendida" y aseguró que las afirmaciones de Modelo, incluido el de que su seltzer no debería ser clasificada como cerveza, no tenían mérito y eran un intento de frenar a un competidor fuerte.