Mientras que algunos especialistas fiscales aseguran que los cambios y anexos para emitir facturas electrónicas significarán una mayor carga administrativa para los contribuyentes, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que éstos tienen el fin de simplificar e incluso eliminar algunos procesos contables.

Al respecto, Mario Rizo, socio encargado de la práctica nacional de Salles Sainz Grant Thornton consideró que las modificaciones y actualizaciones que deberán hacerse para emitir una factura electrónica significarán una mayor carga administrativa en el manejo de la contabilidad, tanto para personas físicas como morales.

Sin embargo, César Luis Perales Téllez, administrador central de Servicios Tributarios al Contribuyente en el SAT, afirmó que las modificaciones previstas ayudarán a evitar errores de llenado mediante validaciones automáticas y catálogos; que ayudarán a simplificar la emisión de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI); y que además se tendrá acceso a más declaraciones y pedimentos prellenados.

Añadió que se pretende dar más elementos para alinear los procesos digitales de los contribuyentes y que se espera que las declaraciones informativas puedan ser eliminadas gradualmente.

Esto permitiría construir una contabilidad electrónica partiendo de la información de los CFDI , afirmó Perales Téllez

Nómina digital permitirá eliminar DIM

A partir del 2017, será necesario que los contribuyentes cumplan con los requisitos para la emisión de CFDIs nómina (suplementos de la factura), en él se debe incluir información que especifique si se trata de depósitos hechos por jubilaciones, indemnizaciones, acciones o títulos, subsidios al empleo o por compensaciones de saldos a favor.

Perales Téllez aseguró que ello es con el fin de que, a partir del próximo año, se elimine la Declaración Informativa Múltiple (DIM) de salarios y sueldos.

Ésta se deberá presentar en febrero del 2017, en la correspondiente al ciclo fiscal del 2016; será hasta febrero del 2018 cuando la DIM dejará de ser necesaria.

Pese a que esto parece ser una buena medida, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) destacó que falta revisar la conexión que requiere el CFDI con la contabilidad y la cuenta utilizada para registrar el pago de la nómina.

Francisco Moguel Gloria, presidente de la Comisión Fiscal del IMCP, dijo que será necesario establecer al beneficiario final del servicio y el porcentaje que una prestadora de servicios destina para cada contratante, lo que sin duda representa una complejidad cuando se brinda servicios a varias empresas del grupo.

Comercio exterior ?tendrá más control

Para el 2017, también será obligatoria la emisión de factura electrónica con complemento de comercio exterior para todas las exportaciones definitivas que sean objeto de enajenación a partir del 1 marzo del 2017.

La medida se tomó debido a que algunos exportadores no emitían CFDI, por lo que la autoridad fiscal encontraba discrepancias en documentación de valor de las mercancías exportadas y CFDI, además de una ausencia de trazabilidad de la operación para impuestos internos.

Este documento incluirá el identificador fiscal del país de residencia para efectos fiscales del receptor de la factura electrónica.

En repetidas ocasiones, el SAT ha destacado la optimización en tiempos que hay en las aduanas, buscando que el proceso en éstas sea casi imperceptible; el complemento de comercio exterior es una manera de mantener las facilidades en las aduanas sin perder vigilancia.

El administrador central de Servicios Tributarios al Contribuyente en el SAT destacó que éste también ayudará a vincular los impuestos internos con el comercio exterior.

Por último, añadió que el gobierno también tendrá beneficios que irán más allá de tener buenos resultados en materia de recaudación, pues con todos los procesos de facturación electrónica se pretende generar bases de datos comparables para licitaciones públicas y fortalecer las estadísticas económicas del país.