Estados Unidos, Reino Unido y Japón tendrían que  establecer un calendario legal para reducir sus desequilibrios fiscales pues con ello darían certidumbre al mercado, observó el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

El banco de los bancos centrales advirtió que la desconfianza que generó Grecia, Irlanda y Portugal no será nada en comparación con lo que sucedería si el mercado reacciona a los enormes e históricos niveles de deuda pública y déficit de las economías avanzadas .

La institución advirtió que mientras los países europeos han sido castigados, ése no ha sido el caso para las economías avanzadas.

Explica: Este trato de los inversionistas, incoherente en apariencia , podría entenderse si se asume que están diferenciando la distribución de la deuda entre los sectores público y privado, así como el hecho de que un país posea una moneda nacional propia e independiente.

Según el análisis del banco, la consolidación fiscal no se producirá de la noche a la mañana , pero aseguró que es preciso que comience ya.

Estados Unidos cerrará este año con una deuda pública equivalente a 101.1% del PIB y llegará en el 2012 a registrar 107% del producto.

Por su parte, Japón administra obligaciones públicas equivalentes a 212.7% del PIB este año y cerrará el próximo con  una deuda que se elevará hasta 218.7% del PIB.

Los analistas del organismos internacional reconocieron que el gasto público de las economías avanzadas ha sido una de las razones por las que la Gran Recesión no se ha convertido en otra Gran Depresión.