En el 2013 las finanzas públicas reportaron un déficit, sin considerar la inversión de Pemex, de 46,700 millones de pesos, equivalente a 0.3% del PIB; es decir, menor a los 65,000 millones de pesos que solicitó el Ejecutivo en septiembre pasado para evitar recortar el gasto público.

Según la Secretaría de Hacienda, lo anterior representa una señal de solidez de las finanzas públicas, aunque considerando la versión ampliada del déficit con inversión de Pemex, dicho saldo negativo fue de 375,322 millones de pesos, (2.3% del PIB), que es menor en 43,236 millones de pesos al déficit observado en el 2012.

En el Informe de las Finanzas Públicas, Hacienda destacó que los resultados favorables de finanzas públicas permitieron hacer aportaciones a los fondos de estabilización e inversión, situación que no ocurría desde el 2008, con lo cual cerraron el año en 71,091 millones de pesos.

Los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 3 billones 803,662 millones de pesos, 4.3% superior en términos reales respecto del 2012.

La recaudación de impuestos subió 4.4%, en parte por el efecto del adelanto de operaciones ante la entrada en vigor de la reforma hacendaria. Se obtuvieron ingresos excedentes por 201,590 millones de pesos.

El gasto neto presupuestario del sector público ascendió a 4 billones 182,190 millones de pesos, 2.8% más que en el 2012. Destacó que por primera vez en nueve años disminuyó el gasto corriente, registrando una caída de 0.3% en términos reales.

El gasto en servicios personales registró un crecimiento real anual de 0.2%, el menor crecimiento también en los últimos nueve años.

[email protected]