La tasa de desempleo en Estados Unidos registró una sorpresiva baja en mayo, al ubicarse en 13.3% en contra de las expectativas de los analistas y para regocijo del presidente Donald Trump, quien busca la reelección en noviembre y enfrenta críticas por su manejo de las protestas contra la violencia policial y racial.

En mayo, el desempleo en Estados Unidos se redujo a 13.3%, luego de registrar 14.7% en abril, tras la creación de 2.5 millones de puestos de trabajo, reveló el informe del Departamento de Trabajo.

Estas cifras superan las previsiones más optimistas de los analistas, que proyectaban que la tasa de desempleo podía subir hasta 20%, con una pérdida de 8 millones de empleos.

“Esta mejora en el mercado laboral refleja una reanudación limitada de la actividad económica que se había visto reducida en marzo y abril por la pandemia del coronavirus (Covid-19) y los esfuerzos por contenerla”, indicó la Oficina de Estadísticas de Empleo.

Por su parte, el presidente Trump dijo que se habían tomado las decisiones correctas y lanzó un llamado a los gobernadores de los estados que todavía tienen medidas de confinamiento parcial a que levanten las restricciones.

“Esta es la mayor recuperación de la historia de Estados Unidos y no se va a detener aquí”, agregó el mandatario.

El mercado de trabajo comenzó a estabilizarse a medida que las empresas comenzaron a abrir después del confinamiento decretado a mediados de marzo y siguiendo esta tendencia hay una mejora ligera de otros indicadores como la confianza de los consumidores.

Pese a la crisis del coronavirus, que deja más de 108,000 muertos en Estados Unidos, el empleo subió en sectores como el ocio, la hotelería, la construcción y el comercio minorista, los cuales habían sido muy golpeados por la pandemia.

“Estos datos apuntan a que la economía está comenzando a repuntar tras el impacto de la pandemia”, señaló en una nota Mike Fratantoni, el economista jefe de la firma MBA.

Fratantoni matizó que una tasa de desempleo de 13.3% es la segunda más elevada desde la Gran Depresión.

Para el experto Ian Shepherdson, de la firma Pantheon Macroeconomics, este informe de empleo es la “mayor sorpresa jamás vista en materia de nóminas”, destacando que la diferencia con las previsiones fue “gigante”.

Tras la implementación de un paquete estatal de rescate de cerca de 3 billones de dólares, con miles de millones adicionales en créditos para las empresas, muchos negocios tuvieron incentivos para recontratar a sus trabajadores, señalaron varios expertos.

La líder de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que esta recuperación es un testamento de la “decisiva acción del Congreso” al aprobar los paquetes de ayuda, pero recordó que todavía hay miles de trabajadores que siguen desempleados.

La economista jefe de HFE, Rubeela Farooqi, indicó que aunque un mes no es suficiente para marcar una tendencia, las ganancias reportadas en mayo podrían ser un indicador de que el mercado de trabajo se está estabilizando.

“Una mejora sostenida en los próximos meses sería una confirmación de que el mercado de trabajo se está recuperando y que una significativa porción de los empleos perdidos durante el confinamiento se están recuperando”, apuntó la economista.

Por su parte el economista de Harvard Jason Furman advirtió que estas cifras muestran una reducción de los despidos temporales, “es la parte fácil de la recuperación”, y que la creación de empleo en el futuro puede ser más compleja.