La estrategia del gobierno de ofrecer incentivos de seguridad social, salud y créditos a la vivienda logró que al 31 de diciembre del 2014 el universo de contribuyentes inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) sumara 4 millones 306,298 unidades económicas.

Guillermo Valls, administrador general de Servicios al Contribuyente del Servicio de Administración Tributaria (SAT), aseguró que el avance e incorporación de personas a la formalidad -durante el año pasado- se debió, principalmente, a la oferta de incentivos fiscales.

Los incentivos fiscales, como no pagar el primer año Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el subsidio al Impuesto al Valor Agregado (IVA), incrementaron el número de personas en la formalidad , dijo.

En entrevista, puntualizó que los beneficios que brinda el programa Crezcamos Juntos, como créditos a la vivienda, salud y seguridad social; apoyo para negocios, financiamientos y crédito al consumo, también lograron incrementar la base de causantes.

Datos del órgano recaudador muestran que al finalizar el 2013 se encontraban inscritos en el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) 3 millones 886,294 causantes; en el 2014 se inscribieron en el RIF 900,012 nuevos causantes.

Con la entrada en vigor de la reforma hacendaria, el 1 de enero del 2014 el Régimen de Repecos se sustituyó por el RIF, mismo que en un año desató inconformidades entre los comerciantes del país. Para este año, hay iniciativas que buscan echar atrás el esquema.

Difícil llegar a la meta

Valls confirmó que durante este año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene como objetivo incrementar la base de contribuyentes inscritos en el RIF a 5 millones de unidades económicas; meta que para la contaduría pública del país es difícil alcanzar.

El 2015 es un reto muy grande porque tenemos que romper paradigmas. Por ello se hacen alianzas con administraciones locales, cámaras de comercio, universidades y cibercafés , puntualizó.

Este mes, en alianza con cámaras empresariales se repartieron tabletas electrónicas para facilitar la incorporación a dicho régimen.

Leobardo Brizuela, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), comentó que a lo largo del 2014 el RIF presentó un lento avance: sólo incorporó alrededor de 900,000 contribuyentes, cuando la expectativa era mayor.

El Régimen de Incorporación Fiscal presenta un avance lento, creo que a largo plazo va a funcionar. El 2015 será un año para materializar sus beneficios e intentar sumar más al esquema , aseveró.

Brizuela propuso como solución para incrementar la base en el régimen salir a los mercados sobre ruedas a cazar a los informales, y no invitarlos a inscribirse por cuenta propia al programa.

El RIF ha generado un desequilibrio económico para el erario público, porque son pocos los nuevos contribuyentes inscritos que han recibido facilidades como la seguridad social, mientras que el gobierno ha destinado una parte de sus recursos, y la recaudación que se percibirá este año de los nuevos causantes será mínima, sólo de 10% , explicó.

Finalmente, y a pregunta expresa de que si el objetivo del SAT en el 2015 es incrementar la base de contribuyentes para brindarle mayores ingresos al erario, Valls comentó:

Aumentar la base de contribuyentes es una demanda que muchos mexicanos hemos hecho a lo largo de los años, pero no necesariamente en un aspecto recaudatorio, sino con un gran sentido social , concluyó.