Tras años de misterio y de especulaciones, el verdadero creador de la moneda virtual bitcoin reveló su identidad a la BBC, a The Economist y a la revista GQ: se trata del empresario australiano Craig Wright.

Para demostrarlo, presentó claves criptográficas que sólo podían estar en manos del creador del bitcoin, precisó la BBC.

Desde hacía años, los medios buscaban identificar a los misteriosos informáticos que, disimulados detrás del pseudónimo de Satoshi Nakamoto, concibieron en el 2009 el programa que genera la moneda virtual.

Éstos son los lotes usados para enviar 10 bitcoins a Hal Finney en enero (del 2009), en la primera operación con bitcoins , indicó Wright en la demostración realizada ante los tres medios informativos.

Finney, precisó, es un ingeniero y reputado criptógrafo que contribuyó a crear la moneda virtual.

Soy el principal conceptor (del bitcoin), pero otros me ayudaron , indicó el empresario australiano.

Craig publicó en su blog (http://www.drcraigwright.net/jean-paul-sartre-signing-significance/) informaciones que permiten verificar que detrás del seudónimo Satoshi Nakamoto se escondía su propia identidad.

Un economista y codirector de la Fundación Bitcoin, Jon Matonis, se dijo convencido de la veracidad de esa reivindicación de autoría.

Tuve la oportunidad de examinar los datos en función de tres criterios: criptográfico, social y técnico. Y tengo la firme convicción de que Craig Wright cumple con los tres , declaró.

The Economist se mostró más escéptico.

Nuestra conclusión es que Wright podría ser Nakamoto, pero subsisten preguntas importantes , afirmó el semanario, para el cual tal vez nunca sea posible determinar, más allá de la duda razonable, quién es el verdadero creador del bitcoin .

Craig Wright aseguró que se sintió forzado a revelar su identidad para preservar a allegados acosados por periodistas desde que la revista estadounidense Wired y el blog Gizmodo mencionaron, en diciembre del 2015, su nombre como el de un posible inventor del bitcoin.

Negó sentirse motivado por un deseo de notoriedad. No ha sido mi voluntad revelar su identidad (...) No quiero ser la imagen pública de nada , puntualizó.

Quiero seguir trabajando, haciendo lo que me gusta. No busco dinero. No busco la gloria. No quiero ser adorado por nadie. Quiero que me dejen tranquilo .