Antes de entrar directamente en materia es necesario profundizar en el término de deuda pública. La deuda pública es aquella que tiene un Estado con los ciudadanos u otros países. Es por lo tanto la suma de las deudas que tiene un Estado, y puede expresarse como cuantía o como porcentaje que se debe sobre el Producto Interno Bruto (PIB). En definitiva, el porcentaje del PIB que debería gastar ese país para pagar su deuda total.

En los últimos años y más si cabe con el auge de la crisis económica desde la quiebra de la banca, los gobiernos han focalizado sus políticas en reducir esta deuda pública. El término de deuda pública ha centrado la atención de todos los telediarios y personajes públicos, que han ensalzado la importancia de reducirla notablemente. Pues bien, ¿cuáles son los países con la deuda pública más elevada?

Estados Unidos lidera claramente esta particular clasificación con poco más de 17 billones de euros, bastante más que el segundo clasificado, Japón, que tiene que hacer frente a una deuda de 9.4 billones de euros. En tercer lugar se queda la potencia, China, con 4.3 billones de euros.

De estos tres países, el que peor panorama tiene, según los analistas, es Japón. Con una fuerza laboral que decrece a marchas forzadas, siendo el país con mayor esperanza de vida del mundo (85 años) y con una tasa de natalidad muy baja, la potencia asiática debería crecer más del doble para empezar a reducir su deuda.

Porcentaje del PIB

En lo que respecta al porcentaje del PIB que ocupa esa deuda pública, la clasificación varía un ápice. Japón ascendería una posición y se quedaría como líder absoluto de esta tabla con 237% del PIB, Grecia ocupa la segunda posición con 181% y Eritrea 174 por ciento.

Los otros dos países que aparecían en la primera clasificación en el top 3, Estados Unidos y China, ocupan la decimosexta (105%) y la 106ª posición (42 %), respectivamente. El país norteamericano se mantiene entre los primeros puestos; sin embargo China desciende hasta los últimos.

Evolución en España

El último dato que se conoce de la deuda pública de España es sobre febrero, en el que subió 0.3%, hasta situarse en 1.1 billones de euros, 99.69% del PIB.

Si se atiende la evolución que ha experimentado la deuda pública en España, principalmente desde el 2006, cuando se produjo el repunte definitivo, se puede vislumbrar que alcanzaba en ese momento la cantidad de 392,168 millones de euros o 38.9% del PIB. Cifras que parecen absolutamente inalcanzables en la actualidad. A su vez, en el 2006, la deuda per cápita era de 8,757 euros, al día de hoy es de 23,896, casi el triple que hace 11 años.