Washington, DC.- “El proteccionismo en general, sin hacer referencia a ningún país, no beneficia a nadie”, dijo Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

Carstens, quien  fue gobernador del Banco de México (Banxico) del 2010 al 2017 , coincidió con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Cristine Lagarde que las políticas proteccionistas dificultan la reducción de costos y la disminución de la pobreza. 

Aseguró que los beneficios inmediatos que se tienen del libre comercio es la mayor creación de empleos y facilita que en México lleguen mercancías más baratas; además, genera más competencia interna y fuerza a una mayor eficiencia. 

“Es algo que hemos aprendido por siglos, que el comercio contribuye al crecimiento y creo que hay que preservarlo. Es muy importante”, expresó al ser entrevistado.

El ex banquero central mexicano comentó que tendrá diversas participaciones privadas en las Reuniones de Primavera del FMI y del Banco Mundial. 

Indicó que desde su cargo como director del BIS, platicarán sobre política monetaria y estabilidad financiera; así como impulsar reformas del sistema financiero en el ámbito regulatorio como Basilea III.

Al cuestionarle si le daba gusto que la inflación en México ya esté bajando, expresó y sonrió  “sí, mucho”.