El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció el martes un decreto para estimular el regreso de capitales no declarados que se encuentran en el extranjero para lo cual ofrecerá un impuesto preferente por seis meses.

La medida establece una tasa de repatriación del 8.0% a aquellos residentes en el país que mantienen capitales en el exterior, muy por debajo de las vigentes del 30% y 35% para personas morales y personas físicas, respectivamente.

Otros países latinoamericanos como Chile, Brasil y Argentina han aplicado medidas similares para incrementar la recaudación impositiva.

OPINIÓN: Protejamos la economía; atendamos la política

Los ingresos que retornen al país podrán gozar del impuesto preferencial si son invertidos y permanecen al menos dos años en México, en un programa que los empresarios estiman que generaría inversiones por 10,000 millones de dólares, dijo un documento de presidencia.

"Estos recursos impulsarán el crecimiento económico del país y generarán puestos de trabajo e ingresos para las familias mexicanas", dijo Peña en un evento para presentar varias medidas.

El decreto aplica para recursos que se hubiesen mantenido en el exterior hasta el 31 de diciembre del 2016. El impuesto se deberá pagar dentro de los 15 días a la fecha de retorno.

Esta iniciativa forma parte de un paquete de medidas con el que el Gobierno busca paliar los efectos de una fuerte alza de la gasolina aplicada a finales del año pasado, en medio de la incertidumbre sobre las medidas que tomará el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

NOTICIA: CNP y CEESP vigilarán nuevo pacto económico

El aumento de los combustibles, hasta de un 20%, ha impulsado los precios al consumidor y el banco central ha admitido que la inflación estará por encima de la meta de 4% este año, lo que ha puesto más presión a la débil economía.

En su documento, la presidencia dijo que considera que las personas morales invierten los recursos en el país cuando adquieran bienes de activo fijo, terrenos y construcciones en México para realizar sus actividades, proyectos de investigación y desarrollo de tecnología, entre otros.

Las inversiones de personas físicas pueden ser a través de instituciones del sistema financiero mexicano en instrumentos financieros o en acciones emitidas por personas morales residentes en México.

NOTICIA: Van contra alza indiscriminada de precios

mfh