El brote de coronavirus hundirá a la economía mundial en su desaceleración más grave desde la crisis financiera, dijo el lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), instando a los gobiernos y bancos centrales a tomar medidas para evitar un deterioro mayor.

La economía global crecerá solo 2.4% este año, la tasa más baja desde 2009 e inferior a la previsión de una expansión 2.9% emitida en noviembre, indicó la OCDE en su más reciente informe de estimaciones.

El organismo con sede en París proyectó que la actividad mundial podría recuperarse a 3.3% en 2021, asumiendo que la epidemia haya llegado a su punto álgido en China durante el primer trimestre del año y que otros brotes en el resto del mundo sean contenidos.

En términos de escenario base, la OCDE indicó que China se llevaría la peor parte de la paralización económica, al proyectar un avance de apenas 4.9% en el 2020, por debajo de su estimación de un crecimiento de 5.7% emitida en noviembre.

La segunda mayor economía del mundo podría recién ver un repunte del crecimiento del PIB en 2021, al 6.4%, cercano al nivel visto antes de que el brote de coronavirus estancara sus principales industrias. 

"La contracción de la producción en China tuvo efectos en todo el mundo, prueba de la importancia creciente de China en las cadenas de suministro mundiales y en los mercados de materias primas", explica la organización con sede en París.

Sin embargo, una epidemia más duradera, que se ampliará a Asia-Pacífico, Europa y América del Norte podría incluso dividir por dos el crecimiento mundial este año, advirtió la organización.

El crecimiento de la zona euro perderá 0.3 puntos porcentuales, hasta 0.8%, mientras que Italia, el principal foco del coronavirus en Europa, perderá 0.4 y tendrá crecimiento cero en 2020.

Por su parte para Estados Unidos prevé una mejor resistencia, con una previsión de crecimiento del 1.9% del Producto Interior Bruto (PIB) este año.

La OCDE basa sus previsiones en la "hipótesis que el pico endémico llegará a China en el primer trimestre 2020 y que en otros países la epidemia será más moderada y circunscrita", indica la OCDE.

"Los gobiernos tienen que tomar medidas eficaces, movilizando medios suficientes, para prevenir la infección y el contagio", indica la OCDE, con el objetivo de "preservar los ingresos de los grupos sociales y de las empresas vulnerables durante la epidemia".

erp