Luego del efecto Trump y el alza en la tasas de interés referencial que hizo el Banco de México (Banxico), las tasas de recargos en créditos fiscales en realidad ya no serán tan altas para que se vean como una sanción, afirmó Carlos Cárdenas Guzmán, especialista fiscal.

En días pasados, el Banxico subió 50 puntos base en la tasa de interés referencial, lo que la posicionó en 5.25%; mientras que en la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estableció que las tasas de recargo van desde 0.75 hasta 1.5% mensual, dependiendo de cómo se pagará el crédito fiscal.

En este sentido, el también expresidente del Comité de Estudios Fiscales del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, dijo que con el alza de la tasa de interés, estos porcentajes en las tasas de recargo toman una posición más moderada.

En días pasados Alberto Gabriel Cárdenas González, integrante de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, recordó que el hecho de que las tasas de recargos sean tan altas (hasta 18% anual) se debe a una especie de condena, pues la autoridad no busca que las personas se acostumbren a financiar sus deudas en impuestos.

Carlos Cárdenas coincidió en que las tasas de recargos se encuentran así de elevadas debido a que la SHCP tiene que enviar el claro mensaje de que no es una institución financiera y, si se quiere tomar así, debe ser más caro que con un banco.

Lo que se busca es que la idea de financiarse con el fisco resulta caro, el fin es que las personas la dejen como última opción , reiteró.

Sin embargo, esta idea podría no ser tan contundente para el 2017, consideró Carlos Cárdenas, debido a que la Ley de Ingresos de la Federación del próximo año no contempló que subieran las tasas referenciales, lo que alinea más éstas con las tasas de recargo que aplicará el Servicio de Administración Tributaria.

Con las tasas de interés que ya empezamos a ver, las de recargos de la autoridad fiscal ya se ven más moderadas, esto no era la intención de Hacienda, pero la Ley de Ingresos de la Federación no contempló lo que pasaría si ganaba Donald Trump; para el próximo año estas tasas del fisco se verán menos agresivas , precisó.

Tasas de recargos deberían ser proporcionales

Luego de considerar que el pago de deudas al fisco con estas tasas de recargos termina siendo una bola de nieve para algunos negocios, el representante del Colegio de Contadores Públicos de México expuso que la mejor solución sería que la autoridad fiscal impusiera dichas tasas en función del adeudo que se tiene.

Evaluó que una buena solución sería no tener las tasas de recargo tan generalizadas, se debe evaluar poner mínimos y máximos, reconsiderar en qué casos se debe poner tasas de recargos más bajas: por ejemplo, cuando un negocio tenga dificultades económicas, y hay que imponer tasas mayores a quienes aun teniendo los recursos simplemente no pagan .

Detalló que hay países que incluso llegan pagar más de 50% de tasas de recargo pero éstas son más altas debido a que su sistema fiscal es más sencillo y, por ende, la cultura tributaria, mayor.

[email protected]