Grupo Financiero Monex movió a la baja su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2018 de 2.3 a 2.0%, sobre todo por la incertidumbre derivada del futuro de la relación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá y sus implicaciones en la inversión.

Janneth Quiroz, subdirectora de análisis de Monex, explicó que en este pronóstico ya está incluido el efecto del proceso electoral, del que prevén volatilidad en las siguientes semanas.

“Hemos visto que en las últimas cuatro elecciones hay mayor movimiento por la incertidumbre que genera el propio proceso en sí. Independientemente de quién vaya a la cabeza, genera incertidumbre, porque los mercados se ponen nerviosos entre quién será (el ganador) y cuáles cambios se plantearán en cuanto a política económica”, destacó.

En el marco de la presentación de las perspectivas para el 2018, la especialista enfatizó que “ya estamos asumiendo todas las variables para llegar a ese número (2.0 por ciento)”.

Para el 2019, el grupo financiero aún no tiene el pronóstico, pues Quiroz explicó que esperarán a conocer quién gane la elección y un poco más la evolución de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Redujimos nuestra expectativa de 2.3 a 2.0% y esto asociado a lo que vimos ya durante el primer trimestre y a este ambiente de incertidumbre que persiste dentro de la economía, estamos en un escenario muy similar al que estuvimos en el 2017 en el que vimos que ciertos proyectos de inversión están detenidos hasta saber cuál será el futuro del Tratado de Libre Comercio”, dijo.

Agregó: “en esa medida, y dado que estamos suponiendo que al menos el factor del TLCAN pudiera retrasarse hasta el 2019, el ambiente de incertidumbre persistirá”, y por eso el menor nivel de crecimiento.

Monex recordó que, en el primer trimestre del año, la economía creció 1.3%, derivado principalmente del avance del consumo, las exportaciones y una reactivación del sector de la construcción.

Por el lado del gasto, detalló la institución, el paquete fiscal 2018 mantiene el objetivo de sanear las finanzas públicas, por lo que se disminuyó el riesgo de un recorte en la calificación crediticia.

“Entre los factores que jugarán a favor de la actividad económica se encuentran: el buen desempeño del mercado laboral y el dinamismo esperado del PIB de Estados Unidos, que tendrá un impacto significativo en nuestras exportaciones, las cuales acumulan un incremento de 12.6% en el primer cuatrimestre del año”, refirió Monex.

Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil del banco, confió, por su parte, en que quien gane la elección presidencial sea prudente en materia de política económica, pues refirió que en finanzas públicas no hay mucho margen y se tendrá que actuar de modo que se pueda crecer y generar empleos.

Respecto a la guerra comercial que se ha desatado en los últimos días entre México y Estados Unidos y que ya se refleja en la aplicación de aranceles a diversos productos, los especialistas de Monex descartaron que vayan a tener un impacto importante en la inflación.

Estimaron que la inflación cierre el año en 4.0%, el tipo de cambio en 19.00 pesos por dólar, pues señalaron que la subida de los últimos días obedece más a una apreciación generalizada del dólar y a la volatilidad por el TLCAN; mientras que estiman que el Banco de México suba este mes la tasa de interés en otros 25 puntos base, para acabar el 2018 en 7.75 por ciento.

Citibanamex mantiene

Por su parte, Citibanamex informó que se mantiene la expectativa de crecimiento del PIB para el 2018 en 2.2%, coincide en que el Banxico subirá su tasa a 7.75% este mes.