México recibió 26,055.6 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) de enero a septiembre del 2019, un alza de 7.8%, si se compara con la cifra preliminar reportada para el mismo periodo del 2018, informó la Secretaría de Economía.

El monto fue el segundo más alto en la historia del indicador, medido con datos preliminares, sólo superado por el del 2013, cuando se dio una operación atípica con la compra de Grupo Modelo por parte de AB InBev.

En particular, las llegadas de IED de julio a septiembre sumaron 7,300 millones de dólares, lo que representó un alza de 78%, que si bien tuvo una base comparativa baja, también significó un récord para un tercer trimestre.

Graciela Márquez, secretaria de Economía, estimó que el alza en este indicador fue influido por la entrada en vigor del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT, el 30 de diciembre del 2018) y las inversiones en el sector energético, que incluyeron 580 millones de dólares en la extracción de petróleo y gas en los primeros nueve meses del año, además de otros capitales relacionados con los proyectos para rehabilitar el sistema nacional de refinación.

El sector de las manufacturas, el más importante de todos por su monto de captación, recibió 11,631 millones de dólares, un alza interanual de 4.8%, con alrededor de 5,000 millones en la industria automotriz.

Por el contrario, Márquez comentó que el sector de la minería se ha visto afectado en sus llegadas de inversión por la inseguridad, poniendo como ejemplo que hace algunos días hubo un robo de lingotes de oro. La funcionaria dijo que el gobierno federal está tomando acciones para dar mayores garantías y certeza a las empresas mineras.

De enero a septiembre del 2019 se captaron 26,055.6 millones de dólares, resultado neto por empresa o fideicomiso, de la diferencia de 33,358.1 millones registrados como flujos de entrada y 7,302.5 millones en flujos de salida.

El aumento se concentró en los rubros de reinversiones y nuevas inversiones, aunque el ajuste posterior de las cifras podría modificar este resultado.

Asimismo, la IED se originó de 3,759 sociedades con participación de capital extranjero, 2,814 contratos de fideicomiso y 19 personas morales extranjeras.

Por tipo de inversión (origen del financiamiento), la IED provino en 55.2% a través de reinversión de utilidades; 36.1% por nuevas inversiones, y 8.7% por cuentas entre compañías.

Las nuevas inversiones comprenden aquellas en activo fijo y capital de trabajo para la realización habitual de actos de comercio en México; la aportación al capital social de sociedades mexicanas por parte de los inversionistas extranjeros; la transmisión de acciones por parte de inversionistas mexicanos a inversionistas directos, y el monto inicial de la contraprestación en los fideicomisos que otorguen derechos sobre la IED.

En tanto, la reinversión de utilidades corresponde a la parte de las utilidades que no se distribuye como dividendos y que se considera IED por representar un aumento de los recursos de capital propiedad del inversionista extranjero. Y las cuentas entre compañías son las transacciones originadas por deudas entre sociedades mexicanas con IED en su capital social y otras empresas relacionadas residentes en el exterior.

Por sector, la captación fue así: manufacturas, 44.6%; servicios financieros y de seguros, 13.9%; comercio, 11.3%; generación de energía eléctrica, agua y gas, 5.8%; información en medios masivos, 5.3% y minería, 5.2%. Los sectores restantes captaron 13.9 por ciento. Por país de origen, Estados Unidos aportó 34.9%; España, 15.5%; Canadá, 10.4%; Alemania, 10.1%; Italia 4.1%, y otros países, 25.0% restante.

Los montos reportados únicamente consideran inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía; de ahí su carácter preliminar y el que sufran actualizaciones en los trimestres sucesivos.

[email protected]