En este 2016, el crecimiento de la recaudación tributaria rompió récord; sin embargo, no se puede adjudicar este aumento a la reforma fiscal del 2013, sino a una mayor eficiencia de la autoridad al cobrar impuestos a los mismos contribuyentes de siempre.

Así lo consideró Luis Sánchez, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores públicos (IMCP), quien detalló que este año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mejoró sus procesos de fiscalización.

De igual manera, vislumbró posible que el SAT logre la meta de recaudación en el 2017, ello a través de sus actos de fiscalización, pues este organismo cada vez es más eficiente en sus análisis de riesgo de las auditorías, y ha sido más duro en sus revisiones.

Los criterios generales de política económica y la Ley de Ingresos están fundamentados en el crecimiento de la recaudación; lo interesante es saber por qué ha ido creciendo, ello claramente no es por la reforma fiscal del poder Ejecutivo, sino porque se está fiscalizando más a los contribuyentes y a que el SAT rechazó más de 30% de las solicitudes de devoluciones del IVA , aseguró.

En el 2015, la recaudación tributaria representó 13% del Producto Interno Bruto, subiendo entre dos y tres puntos de lo que representaba en años anteriores. En tanto, para el 2016 la acumulación de impuestos pagados tiene un crecimiento cercano a 15% en comparación anual.

Por otro lado, el poder Ejecutivo dio a conocer que, actualmente, hay 51 millones de personas en México que trabajan, 32 millones de ellas lo hacen en la informalidad, lo que significa que menos de 50% de las personas que trabajan cumplen con sus obligaciones fiscales.

Luis Sánchez recordó que los cambios en la Miscelánea Fiscal para el 2017 no son de fondo, por lo que no se puede considerar como reforma; elemento que, a decir de Sánchez, es necesario para el país.

Una reforma que ataque el tema del Impuesto al Valor Agregado, que fomente la inversión y el empleo, es un tema del instituto; por instrucciones del presidente del IMCP, se continuará insistiendo en que haya cambios que provoquen disminuir el volumen de informalidad que hay , aseguró.

En este sentido, el vicepresidente de lo fiscal del IMCP añadió que se pretende impulsar una reforma de verdad , donde se retome el tema del IVA, el estímulo a la inversión, la generación de empleo y seguir criticando las resoluciones que recientemente se han dado, donde se validan esquemas fiscales que, consideró, atentan contra los derechos humanos de los contribuyentes.

Por su parte, José Luis García Ramírez,presidente del IMCP, consideró necesario que se transparente la salida del dinero y que el gobierno sea claro en cómo y en qué se gasta.

El efecto Trump incrementa necesidad de reforma fiscal

El IMCP se sumó a la preocupación que genera la intensión de Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, de reducir drásticamente los impuestos tanto a las empresas como a los individuos, pues a decir del presidente de la Comisión de Análisis Económico, Ernesto O’Farril, es un tema que pone en riesgo la competitividad del esquema fiscal que hay en México.

Vemos indispensable que realmente se revise el esquema fiscal nacional, de tal forma que podamos ser competitivos en materia del Impuesto Sobre la renta (ISR); aunque tenemos una mano de obra barata mantener las tasas de dicho impuesto podría frenar las inversiones , advirtió.

Por su parte, Luis Sánchez coincidió en el panorama complejo que México vivirá de presentarse en Estados Unidos una reforma fiscal como se está planteando por Trump.

Si en el país vecino del norte se da una reforma fiscal que promueva la generación de empleo y la inversión interna, no necesariamente seremos los más atractivos para invertir; por ello, es necesario reiterar la necesidad de una reforma fiscal que realmente sea integral, llevamos 15 años pidiendo lo mismo , expresó.