El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) confía en que el siguiente gobierno, sea el que sea, actúe de manera fiscalmente responsable y mantenga la estabilidad macroeconómica actual.

En conferencia de prensa, Gabriel Casillas, presidente de la Comisión Nacional de Estudios Económicos del IMEF, destacó que si bien los candidatos a la presidencia han propuesto diferentes cosas que podrían suponer un aumento de deuda, un alza o recorte de impuestos, ninguno ha mostrado una postura fiscal irresponsable.

“Los candidatos tienen propuestas importantes en el lado del gasto público. Por ejemplo, en el caso de Ricardo Anaya está el Ingreso Básico Universal (IBU), mientras que Andrés Manuel y Meade proponen programas sociales adicionales a los que ya existen hoy en día. Pero lo que no hemos escuchado es que alguno de ellos quiera ser, fiscalmente, irresponsable”, aseveró.

En caso de que se quiera aumentar el déficit, agregó, es muy probable que las agencias calificadoras de riesgo manden una advertencia de una rebaja en la calificación, además de que el tipo de cambio reaccionaría de manera muy rápida, lo cual serían mecanismos que evitarían un aumento de la deuda.

“Al final del día, creemos que la estabilidad macroeconómica se va a preservar y por ello es muy probable que los mercados reaccionen positivamente ante el término del proceso electoral, que también será el término de la incertidumbre actual”, indicó Gabriel Casillas.

Por su parte, Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF, recordó que las propuestas de los candidatos se están haciendo en un contexto en donde lo que se busca es ganarse la simpatía de los votantes.

“Esperamos que, al término del proceso electoral, se modere este discurso. Evidentemente no es lo mismo competir que gobernar (...) también esperamos un manejo responsable de las finanzas públicas a través de la disciplina fiscal y financiera, así como el no incremento de la deuda”, indicó.

Agregaron que los inversionistas auguran que el proceso electoral se lleve a cabo de manera pacífica, sin que exista un conflicto poselectoral. “Prevén que sea muy probable que el candidato que está liderando las encuestas sea el ganador, lo cual no generaría sorpresa”.

Para este año, el IMEF prevé que el Producto Interno Bruto crezca 2.20%, mientras que para el siguiente año augura que la tasa sea de 2.25 por ciento.

En el lado de la inflación, ésta cerraría el año en 4.0% para que en el 2019 esté dentro del objetivo del Banco de México con 3.7 por ciento.