La inflación anual general para el cierre del 2016, que reportará el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se situaría en 3.41%, según las expectativas de 20 grupos financieros consultados por CitiBanamex.

De confirmarse la previsión promedio, la inflación rebasaría el objetivo de 3% del Banco de México (Banxico), pero se mantendría en la convergencia permisible y entre las cuatro más bajas desde el 2008.

Alcanzándose esta previsión, la inflación mexicana en el 2016 se situaría entre las cuatro más bajas de América Latina, según otra encuesta guiada por la consultoría Focus Economics entre 33 despachos de análisis.

De acuerdo con ellos, México compartiría esta posición en la región con las menores variaciones de precios generales de países como Ecuador (1.6%); Chile (3.0%) y Perú (3.1 por ciento).

De acuerdo con las previsiones de los analistas consultados por CitiBanamex, el promedio de éstos estima que sólo en el mes, la variación del Índice Nacional de los Precios al Consumidor en diciembre será de 0.51%, que sería la variación más baja de los últimos cuatro meses.

La inflación subyacente, que es la medida que capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, habría registrado una cuarta alza consecutiva al registrar una variación anual de 3.47 por ciento.

Este dato es destacado por los mismos analistas consultados como un termómetro de la presión ejercida por la depreciación cambiaría en los precios de mercancías y servicios. Y es uno de los determinantes de las decisiones de política monetaria para el Banxico, según lo ha consignado en las minutas de sus reuniones mensuales.

Tal como lo evidencia la encuesta más reciente de expectativas de FocusEconomics, las presiones para la inflación en diciembre estarían subiendo en precios administrados y públicos, específicamente tarifas eléctricas, gasolina y gas doméstico. Así como en el mayor traspaso de la depreciación cambiaría a precios de mercancías y servicios; y en expectativas de inflación.

Estas presiones seguirán alimentándose para el 2017 que inicia, tal como lo han referido por separado analistas de Moody’s Analytics, Grupo Financiero Banorte, CitiBanamex, BBVA y Finamex Casa de Bolsa.

Según sus estimaciones, la inflación mexicana en el 2017 podría romper el límite permisible fijado por el Banco de México, para ubicarse entre 4.7 y 5 por ciento.

[email protected]