India se convirtió en el 2017 en la sexta economía mundial, remplazando a Francia, indicó el Banco Mundial en su portal web.

El año pasado, el Producto Interno Bruto (PIB) indio alcanzó 2.59 billones de dólares, frente a 2.58 billones de Francia, según cifras actualizadas en junio, por lo que el país europeo es, en la actualidad, la séptima economía mundial, por detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania, el Reino Unido e India.

Además, el país asiático creció 7.7% en el primer trimestre del 2018, por lo que es la economía grande de más rápido crecimiento en el mundo.

De acuerdo con HSBC, el fuerte crecimiento del país en este primer periodo fue “por la mano del gobierno”, pues el incremento en el gasto público compensó la débil inversión privada. “Ha habido mucho gasto del gobierno detrás”, dijo en junio Jahangir Aziz, jefe de Investigación de Mercados Emergentes de JPMorgan.

Recientemente, el Banco Mundial proyectó que la economía india crecerá 7.3% en el 2018 y el 2019, mientras que el Reserve Bank of India previó 7.4% de crecimiento para el año fiscal actual.

El dato publicado este martes confirma el despegue de la economía india desde julio del 2017 tras varios trimestres de freno, provocado entre otros por la decisión del gobierno de retirar de circulación los billetes de 500 y 1,000 rupias.

Impulso manufacturero

India se ha beneficiado en particular del buen momento de la industria manufacturera y de la demanda de los consumidores.

Asimismo, el diario francés Le Figaro indicó que el adelanto del país asiático a Francia se explica por “la rapidez de la evolución económica” al recordar que hace 10 años el PIB de India representaba la mitad del de Francia.

Según algunos pronósticos, la economía francesa podría retroceder al noveno puesto mundial en los próximos 15 años.

En tanto, la consultora PwC estimó que en el 2050 Francia ya no formaría parte de las 10 principales economías mundiales.

Según las previsiones anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI), las economías emergentes y en desarrollo de Asia crecerán 6.5% en el 2018.

En el caso de India, el crecimiento sería de 7.4% en el 2018 y de 7.8% en el 2019, de acuerdo con el FMI.

Un reciente estudio del propio Banco Mundial advertía que el cambio climático contribuiría a disminuir el PIB del país en 2.8% y le costará alrededor de 1.1 billones de dólares, además de que perjudicaría los niveles de vida de casi la mitad de la población para el 2050.