Durante el 2016 el gobierno federal pagó 473,033 millones de pesos en intereses, lo que significó un incremento real de 12.7% respecto de lo que destinó en el 2015. Además, esta cifra es la más alta que se haya pagado desde 1990.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de este total, 95.7% se destinó al pago de intereses, comisiones y gastos de la deuda y 4.3% restante, a los programas de apoyo a ahorradores y deudores de la banca.

Destaca el hecho de que se tenía contemplado un pago por 462,372 millones de pesos, pero, como consecuencia de la volatilidad en el tipo de cambio y el incremento de las tasas, se pagaron 10,661 millones de pesos adicionales.

El costo financiero de la deuda que se pagó con moneda extranjera en su mayoría, dólares se incrementó en 27%, respecto de lo que se pagó en el 2015, por un total de 148,519 millones de pesos; mientras que en moneda nacional el costo fue por 325,514 millones de pesos, un aumento de 7.1 por ciento.

El gobierno federal está pagando mayores intereses por el alto endeudamiento en el que ha incurrido desde que inició el sexenio, lo ha subido en más de 10 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) , expuso Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey.

Al cierre del 2016 el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público la medida más amplia de la deuda representó 50.5% del PIB, con un total de 9 billones 797,439 millones de pesos.

Tenorio refirió que este gasto está absorbiendo cada vez más parte del gasto no programable y, por tanto, una presión para las finanzas públicas del país, ya que cada año se destinan mayores recursos en este rubro.

Al respecto, José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), comentó que en el corto plazo la volatilidad que hay en el tipo de cambio no genera una presión en las finanzas públicas, debido a que la mayoría de la deuda está denominada en pesos y la emisión que se realizó en dólares es menor.

El problema de que se esté pagando mayores recursos en intereses es que tienes una economía que no está creciendo lo suficiente y entonces dejas de destinar recursos a otros sectores importantes de la economía por estar pagando el costo financiero de la deuda , expuso en su momento.

Ambos analistas coincidieron en que Hacienda deberá estar a la expectativa de cómo evoluciona el tipo de cambio a lo largo del año, pues en el Paquete Económico del 2017 se estimó un promedio de 18.62 pesos el dólar.

Menos a inversión

Resalta el hecho de que, mientras el gasto en el pago de intereses se incrementó en 12.7%, con un monto de 473,033 millones de pesos, el desembolso en inversión se redujo en 8.3% en términos reales y, respecto del 2015, con un total de 728,358 millones de pesos.

Para este año se tiene contemplado un presupuesto para el costo financiero de la deuda por 568,200 millones de pesos, mientras que para inversión será por 587,429 millones de pesos, según datos de Hacienda.

En su momento, Mariana Campos, investigadora de México Evalúa, alertó que si el gobierno federal seguía incrementado su nivel de deuda, en el corto plazo, se destinarán más recursos al costo financiero de la deuda que a la inversión, amen de que en los pronósticos de ambos rubros para el 2017 la diferencia es mínima.

Pago representa el presupuesto de 17 dependencias

El pago de intereses que se destinó durante el 2016 representa el presupuesto que se le asignó a 17 dependencias del gobierno federal para el 2017, por un total de 472,390 millones de pesos.

Entre las dependencias se encuentran la Secretaría de Hacienda, a la que se le aprobó un presupuesto por 26,857 millones de pesos, la Secretaría de Relaciones Exteriores, que tendrá recursos por 7,819 millones de pesos, y la de Comunicaciones y Transportes, que contará con 84,627 millones de pesos.

El pago en los intereses de la deuda es 3.8 veces mayor a lo que se destinará en el presupuesto de la Secretaría de Salud, con 121,817 millones de pesos, y 1.7 veces mayor a lo que se destinará a la Secretaría de Educación Pública, con 267,655 millones de pesos.

Según el Plan Anual de Financiamiento, en este año el gobierno federal buscará estabilizar y reducir la deuda para ubicarla en 50.2% del PIB, con lo que podría reducir el pago que se hace en intereses.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx