En lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto, la inversión física se ha reducido de manera constante. Este año hilará tres consecutivos con disminuciones significativas que impiden mejorar la productividad y competitividad del país.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a partir del 2015 el gasto en inversión empezó a reducirse en 8.3% en términos reales y con respecto al 2014.

La disminución continuó para el 2016 con una reducción de 8.3%, con lo que el gasto en inversión fue por 728,358 millones de pesos.

La situación empeoró para este 2017, pues el gasto en la inversión se reducirá en 22%, para tener el presupuesto más bajo que se haya visto desde el 2008, cuando ocurrió la crisis financiera internacional.

Si se compara el gasto de inversión que se tuvo en el 2014 el mayor monto en lo que va del sexenio por 819,940 millones de pesos, contra lo que se destinará en este año, el gasto en inversión se ha reducido en 251,740 millones de pesos.

APP, poco atractivas ?para el sector privado

Con los recortes que se han hecho a la inversión pública, una de las opciones que propuso el gobierno federal para mitigar este impacto es el impulso de las asociaciones público privadas (APP); sin embargo, para algunos expertos el marco jurídico que tienen no las hace tan atractivas para el sector privado.

Si no es claro el esquema de rendimiento o remuneración, eso puede ser poco atractivo para el sector privado y entonces, aun cuando se ofrezcan posibilidades de asociación, no se realizan , dijo Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey.

El economista Raymundo Tenorio comentó que, para ser atractivas las APP, el sector privado debe tener la certeza de que se respetarán los acuerdos de recuperación de la inversión, como las cuotas que se cobran por el servicio de alguna obra pública, así como los acuerdos de gasto corriente para esa APP.

Al respecto, Luis Foncerrada, director general del CEESP, comentó que la mejor participación que puede tener el sector privado en las APP es que sea él el encargado del mantenimiento de la obra pública, en el sentido de cobrar las cuotas necesarias para que se pague por sí sola.

Ésa es la participación ideal que debería tener el sector público, porque las APP en las que el sector privado le consigue financiamiento al sector público sólo sirven para incrementar la deuda, pero si sólo das una concesión de mantenimiento en obras públicas para el sector privado, no incurres en deuda y no comprometes las finanzas públicas .

Para este año se destinarán más de 11,000 mdp en APP

De acuerdo con información del portal de Transparencia Presupuestaria, para este año se tienen contemplados seis proyectos de inversión a través de APP que suman una inversión de 11,867 millones de pesos.

Cuatro proyectos son de Comunicaciones y Transportes por un total de 9,124 millones de pesos. Los otros dos son para el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) donde se contemplan recursos por 2,743 millones de pesos.

Armenta comentó que se debe hacer un seguimiento en las APP y también debe haber rendición de cuentas de cada uno de los proyectos que se realicen, ello con el fin de incentivar a que el sector privado tenga un mayor interés por participar en la infraestructura pública del país.

Tenorio agregó que, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, se deben incluir los montos de partida que tendrán las APP, pues al fin y al cabo son recursos que provienen de los impuestos que pagan los contribuyentes y tienen derecho a conocer en qué se usa su dinero.

Foncerrada comentó que lo ideal es que hubiera una bolsa de dinero para las APP sin tener que estar necesariamente asignada y que el sector privado pudiera determinar cuáles son los proyectos en que debe tener prioridad.

Gasto en educación cae 32%

Con los últimos datos de la SHCP, durante el 2016, en Educación el gasto en inversión física que sirve para la creación de nuevas escuelas, incorporar nuevas tecnologías y el mantenimiento de las instalaciones se redujo en 32.2% con respecto al 2015, con lo que se registró un gasto por 11,452 millones de pesos.

En el sector energético, donde se destina 45% del gasto en inversión, se registró una reducción de 4.6% al utilizarse 334,225 millones de pesos.

En el reporte del cuarto trimestre del 2016, la Secretaría de Hacienda explica que el gasto en inversión física se redujo principalmente por las menores erogaciones en Pemex, debido al ajuste de gasto que tuvo ante la caída en los precios internacionales del petróleo, en comunicaciones y transportes y en subsidios a entidades federativas.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx