Francia es "favorable" a la propuesta estadounidense y británica de autorizar a los Estados a recurrir a sus reservas estratégicas de petróleo para combatir el alza de precios del crudo, declaró el miércoles el ministro francés de Energía, Eric Besson.

"Estados Unidos lo pidió, Francia acogió favorablemente la hipótesis y ahora esperamos las conclusiones de la Agencia internacional de Energía (AIE)", declaró Besson.

"Francia se une a Estados Unidos y Gran Bretaña en la consulta a la AIE, que podría permitir recurrir a nuestras reservas energéticas para detener la especulación en los mercados internacionales", confirmó la portavoz del gobierno francés, Valérie Pécresse.

En cambio, el gobierno alemán consideró el miércoles que no hay razones para recurrir a sus reservas de petróleo, y que no había recibido solicitud alguna en este sentido de parte de Estados Unidos.

No hay, hasta donde yo sepa, solicitud oficial para recurrir a las reservas de petróleo", dijo el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert.

Teóricamente, las reservas estratégicas deben ser utilizadas únicamente en caso de crisis internacional.

El petróleo alcanzó cotizaciones muy elevadas, debido -entre otros aspectos- a la situación de la oferta en Medio Oriente y particularmente en Irán, lo que tensa los mercados y empuja al alza los precios.

Francia disponía a principios de octubre de 17 millones de toneladas de petróleo crudo y productos petroleros en sus reservas estratégicas, que representan 98.5 días de consumo, por encima de las obligaciones internacionales (90 días).

RDS