El área de oportunidad que existe para el factoraje en México, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que buscan exportar sus productos, mantiene las buenas perspectivas y no se nubla pese a la crisis actual a raíz de la pandemia, indicaron directivos de la plataforma Mundi.

En reunión virtual con medios, los directivos de esta plataforma dedicada al factoraje para pymes exportadoras indicaron que la baja penetración del crédito para estas organizaciones es un área de oportunidad en este mercado, así como la participación de dicho segmento empresarial en las exportaciones del país.

“En México y otros países emergentes, las pymes representan entre 5% y 15% del comercio internacional…en países desarrollados representan entre 35% y 60% de las exportaciones”, apuntó Martín Pustilnick, director general de Mundi.

De acuerdo con Pustilnick, en la actualidad muchas pymes enfrentan diversas barreras para exportar sus productos, una de ellas es el financiamiento pues la mayoría de estas exportaciones no se pagan de forma inmediata, sino a plazos, y es donde la empresa resiente el impacto al no tener liquidez.

Este martes, Mundi anunció el levantamiento de capital por 7.8 millones de dólares de una ronda de inversión liderada por Base10, un fondo de Silicon Valley, con participación de FJ Labs.

Con este capital, Mundi indicó que está preparada para atender la demanda de financiamiento de factoraje para pymes que busquen exportar sus productos.

“Con este fondeo que acabamos de recibir, tenemos una capacidad mucho más grande para atender empresas mexicanas… México tiene un potencial gigante en cuanto a exportación y comercio internacional, pero está muy subexplotado porque está limitado a las grandes empresas, por la falta de acceso a capital de las pymes”, comentó Paulina Aguilar Vela, directora para México de Mundi.

Según las cifras presentadas por Mundi, México ocupa el lugar 11 en el ranking mundial de exportaciones; sin embargo, la participación de las pymes en este mercado es de apenas 10 por ciento.

“Aquí se están perdiendo muchas oportunidades y las pymes no son capaces de tomar nuevos clientes en otras partes del mundo por la falta de acceso a capital y la incertidumbre, que ellos no tienen herramientas para evaluar el riesgo de pago de estos clientes nuevos”, comentó Aguilar Vela.