Yolanda Morales

El economista

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la alza su expectativa de crecimiento para la economía de México, de 4.2 a 4.5% en el 2010, pero advirtió que en este punto del año los riesgos a la baja son mayores .

Al difundir la actualización del reporte semestral Panorama Económico Mundial , (WEO por su sigla en inglés), expertos del FMI destacaron que el resurgimiento de la turbulencia financiera mundial ha empañado las perspectivas económicas que dejó un primer semestre de actividad productiva en recuperación.

Los nuevos pronósticos dependen de la implementación de políticas orientadas a restablecer la confianza y la estabilidad, particularmente en la zona del euro. A nivel más general, las medidas de política económica aplicadas por las economías avanzadas deberían centrarse en una consolidación fiscal que inspire confianza en especial en políticas encaminadas a reforzar las perspectivas de crecimiento a mediano plazo , enfatizan.

La corrección del pronóstico de crecimiento para México tiene como base un desempeño positivo de la demanda proveniente de Estados Unidos, pero está acotado a que efectivamente logre registrar un PIB de 3.3% este año, que es 0.2 puntos porcentuales superior al pronóstico de abril.

En esta actualización del WEO, los expertos del FMI proyectan un crecimiento mundial de alrededor del 4.5% en el 2010 y del 4.25% en el 2011, lo que representa una revisión a la alza de medio punto porcentual. Esto gracias al repunte de la actividad en el primer semestre del año.

Shocks financieros

En la versión actualizada del Reporte Global de Estabilidad Financiera (GFSR), el FMI hizo un llamado a que las economías avanzadas presenten planes creíbles y con un calendario para sanear sus cuentas públicas.

También sugirió una supervisión sólida a las instituciones, como el complemento ideal a las reformas financieras y poner en práctica soluciones creíbles para el problema de los bancos débiles.

Esto debido a la caída de la confianza del mercado con respecto a la sostenibilidad fiscal, las medidas de política aplicadas y el crecimiento previsto en el futuro.

El avance hacia la estabilidad financiera experimentó un retroceso a finales de abril y comienzos de mayo . Ese panorama es el que debilita las expectativas de una recuperación más sólida.

Recesión Descartada

En el panorama económico que plantea el FMI no hay escenario alguno de recesión.

Y en esta percepción coinciden analistas internacionales del Bank of America-Merrill Lynch, Goldman Sachs y el Deutsche Bank.

Según Jan Hatzius, economista principal de Goldman Sachs, la recuperación económica de Estados Unidos se está moderando, pero no es una evidencia concluyente de que estamos en vísperas de una nueva recesión.

Éste se suma a la tasa de de-socupación de EU de 9.5% en junio, lo cual preocupa al mercado.

[email protected]