El índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) completó en diciembre una variación anual de 2.13%, el nivel más bajo en toda la historia de la medición del indicador.

Diciembre fue el octavo mes consecutivo en que se registraron mínimos, resultado del efecto positivo que tuvieron las bajas en los precios y tarifas de la telefonía móvil, de la gasolina de bajo octanaje y la electricidad.

El dato marca una desaceleración desde 2.21% de noviembre y contrasta con la inflación de 4.08% registrada en diciembre del 2014.

Pero también tuvo que ver la baja presión ejercida por la demanda interna, resultado de la holgura en la que se ha mantenido la actividad económica, tal como lo explicó la Junta de Gobierno del Banco de México en su minuta más reciente.

En el comunicado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) precisa que sólo en diciembre, la inflación registró una variación mensual de 0.41%, la más baja para un mes similar en tres años.

Los productos que presionaron al alza fueron el jitomate (41.9%); los servicios turísticos en paquete (10.34%); transporte aéreo (21.77%) y vivienda propia (0.18 por ciento).

Estos incrementos fueron compensados con las caídas de precios de productos, como el servicio de telefonía móvil, que registró una variación negativa en 4.01%; gasolina de bajo octanaje (-0.59%); cebolla (-7.93%) y electricidad, que mantuvo una variación de 0.61%, también negativa.

Presiones futuras manejables

En tanto, la inflación subyacente, medición que no contiene precios y tarifas de bienes y servicios volátiles, cerró el año en 2.41% anual, también sin precedentes.

De acuerdo con el economista en jefe para México del Deutsche Bank (DB), Alexis Milo, fue la parte subyacente de la inflación la que generó un cambio inesperado, pues a pesar de que cayeron los precios controlados de energía, de gasolina de bajo octanaje y la electricidad, se observó una presión significativa sobre las frutas y verduras.

En el comunicado del Inegi, el subíndice de frutas y verduras registró un aumento intermensual de 42%, variación que según el economista del DB añadió casi 17 puntos base al indicador mensual.

En el 2016, sobre 3%

Aparte, el economista en jefe de Barclays, Marco Oviedo, estimó que las presiones están alineadas para alcanzar una variación de 3.1% anual en el 2016. Considera que en enero, el INPC tendrá un comportamiento positivo ante la baja en los precios de la gasolina y las tarifas eléctricas, que restarán presiones.

Estima que se formalizará el pass through de la depreciación cambiaria en los precios de bienes, pero la aceleración no se presentará hasta el 2017, cuando las presiones del mercado laboral se materialicen.

Por su parte, en un reporte, Invex Banco menciona que la persistente depreciación del peso, posibles choques de oferta y la liberalización de los precios de la gasolina suponen riesgos al alza.

En cuanto a la política monetaria, indica que la holgura persistente en la economía y las bajas presiones inflacionarias sugieren la necesidad de mantener una postura laxa.

Baja inflación refleja éxito de política monetaria: Peña Nieto

El mandatario Enrique Peña defendió que la baja inflación refleja el éxito de la política monetaria que define el Banco de México y el manejo responsable de las finanzas públicas.

También es resultado de las nuevas condiciones de mayor competencia económica y tarifas más bajas, derivadas de las reformas estructurales que juntos hemos logrado , escribió el político del PRI en el blog habilitado en el sitio electrónico de Presidencia.

Peña expuso que este jueves el Inegi dio a conocer que al cierre del 2015, la tasa de inflación fue de 2.13%; es decir, el nivel más bajo registrado desde hace 45 años, cuando se empezó a medir la variable.

Detalló que la inflación incide directamente en el ?bienestar de las familias, ya que mide la variación de los precios de una canasta de bienes y servicios, representativa del consumo de los hogares mexicanos.

Una inflación baja se lee en el texto quiere decir que los precios de los principales productos y servicios que adquieren los mexicanos prácticamente no aumentan.

Indicó que para dimensionar la importancia del hecho, hace tres décadas, en 1987, la tasa de inflación anual fue de 159.2 por ciento.

Esto significa que faltó poco para que, en un solo año, se triplicara el costo de la vida. Si vemos 20 años atrás, en 1995, la inflación alcanzó 52 por ciento. Y tan sólo hace unos años, en el 2008, la inflación fue de 6.5%: tres veces la inflación actual, de apenas 2.13 por ciento , dijo.

Asimismo, realizó un comparativo internacional. Planteó que de acuerdo con los últimos datos disponibles, en Venezuela la tasa de inflación es de 190%, en Rusia es de 15%, en Argentina supera 14%, en Brasil es de 10%, en Colombia es de 6.8% y en Perú, de 4.1 por ciento.

El mandatario argumentó que de diciembre del 2014 a diciembre del 2015, con la reforma en telecomunicaciones, el costo del servicio de telefonía fija bajó 4.2%; el pago del servicio de telefonía móvil disminuyó 16.8%, y el cobro de larga distancia internacional se redujo 40.7 por ciento.

Por su parte, con las reformas energética y hacendaria, el costo de la electricidad que calcula el Inegi se redujo 3.7%, y el precio del gas natural que se consume en los hogares disminuyó 10.9 por ciento . ?(Con información de Mauricio Rubí)