En el 2015, la economía de China registró una expansión de 6.9%, de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas.

La cifra supone el registro anual más bajo de los últimos 25 años y está en línea con las estimaciones del gobierno, que se había fijado la meta de una expansión cercana a 7% para todo el año. Ello aumenta la presión sobre Beijing para que aplique más medidas de estímulo ante los temores de una desaceleración más aguda.

A lo largo del 2015, la economía de China marcó una tendencia a la baja, en los primeros dos trimestres el PIB fue de 7%, en el tercero se contrajo a 6.9% y en el cuarto se desaceleró a 6.8 por ciento.

El desempeño del último trimestre del 2015 resultó el más bajo para un periodo trimestral desde la gran recesión del 2008.

El sector servicios rebasó por primera vez la barrera de 50% de toda la riqueza creada por China, al representar 50.48%, frente a 48.1% del 2014, en medio del intento de las autoridades de cambiar el modelo económico del país y reducir el peso de la industria para incrementar el del sector terciario.

La economía ha logrado un crecimiento moderado pero estable y sólido , explicó un comunicado de la oficina de estadísticas.

China, que fue un importante motor del crecimiento global en los últimos años, ahora atraviesa por una prolongada desaceleración, presionada por débiles exportaciones, un exceso de capacidad industrial, un débil mercado inmobiliario, altos niveles de deuda, un enfriamiento de la inversión y una campaña del gobierno contra la corrupción.

Algunos expertos del mercado creen que los niveles de crecimiento real podrían ser más débiles de lo que sugieren las cifras oficiales.

Durante el 2014, la economía se expandió 7.3%, en su peor desempeño de un cuarto de siglo.

Pronostican el 2016

Stuart Gulliver, presidente ejecutivo de HSBC, prevé que la economía de China crecerá 6.7% este año, en línea con las estimaciones oficiales, pero por encima de las de muchos economistas que creen que las proyecciones del gobierno son demasiado optimistas.

Nosotros creemos que los datos son exactos, pensamos que cualquier error en las cifras se compensa por el hecho de que gran parte de la economía de servicios no está incluida (en las cifras) , dijo Gulliver, en la reunión anual del Foro Financiero de Asia en Hong Kong.

Gulliver dijo que no espera un aterrizaje brusco para China, un escenario pesimista previsto por muchos economistas según el cual la desaceleración provocaría impagos corporativos generalizados y un colapso económico.

Mercado, al alza

Tras conocerse el dato, los principales mercados accionarios del gigante asiático operaban en terreno positivo, aunque con variaciones limitadas. (Con información de Reuters)