La economía de China creció un 6.4% entre enero y marzo de 2019 respecto al mismo período del año previo, mostraron el miércoles datos oficiales, superando las expectativas y manteniéndose estable respecto al cuarto trimestre, ayudada por un fuerte aumento de la producción industrial.

Analistas consultados por Reuters esperaban que el crecimiento se desacelerara levemente a 6.3% en el primer trimestre, su menor ritmo de expansión en al menos 27 años.

Los socios comerciales de China e inversionistas están buscando señales de una mejoría en su economía en medio de crecientes temores sobre un debilitamiento de la expansión global.

Las cifras iniciales de marzo habían ofrecido señales alentadoras de que la economía estaba comenzando a dar vuelta la página luego de un difícil comienzo de año, pero analistas dicen que es muy pronto para determinar si se trata de un cambio sostenible.