La desaceleración económica por la que transita México dificultará que el gobierno cumpla con el objetivo de un superávit primario de 1% para 2019, advirtió la calificadora Fitch Ratings.

“El paquete de medidas para impulsar la actividad económica que presentaron las autoridades, que incluye utilizar una parte del Fondo de Estabilización de los Ingresos Públicos (FEIP) para compensar el debilitamiento de los ingresos públicos, no será suficiente para alcanzar el objetivo de superávit primario”, consignó la agencia.

En una nota emitida por el Director de Soberanos de Fitch, Charles Seville, explica que la desaceleración trae consigo un debilitamiento de ingresos tributarios que será adicional al menor el flujo de ingresos petroleros que ya consignó el gobierno.

Esto limita el margen de maniobra que tiene México para aplicar una política contracíclica suficiente para que al mismo tiempo se estimule a la economía en el segundo semestre, y se mantenga  la “estricta disciplina fiscal.”

En la nota, que no implica una acción de calificación, reconocieron que el paquete de estímulo económico planteado por el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, evidencia la preocupación de las autoridades económicas por la desaceleración.

Sin embargo,“el estímulo planeado por unos 485,000 millones de pesos, o el 2% del PIB, consiste en gran medida en promesas para impulsar al crédito hipotecario y no indica una relajación importante en la posición fiscal”, detalló Fitch.

 

Cabe recordar que anteriormente en entrevista con El Economista, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) explicó que el objetivo del programa que anunció el 29 de julio pasado es maximizar los recursos con los que se cuenta para la segunda mitad del año en aquellos aspectos que realmente aseguren un impacto económico inmediato, como puede ser la compra de bienes duraderos a través de un crédito Fonacot o bien la de materiales para aquellos proyectos de inversión que iniciarán el 1 de enero del 2020, pero que serán licitados durante este año.

Escenario 2020

El escenario se complica, cuando el gobierno está preparando los Criterios Generales de Política Económica para el proyecto del Presupuesto para 2020,  que debe presentar al Congreso el 8 de septiembre, resaltan.

Estos criterios incluyen la estimación de crecimiento del PIB, previsión del tipo de cambio y supuestos del precio del petróleo, que serán base para la estimación de los Ingresos públicos con que contará el gobierno para cumplir su presupuesto, todo, en un contexto de estricta disciplina fiscal que descarta aumento de deuda ni aparición de impuestos nuevos.

La agencia aclaró que este documento es de carácter informativo y no tiene que ver con acción de calificación alguna. La nota soberana de las emisiones de México en la agencia se encuentran ahora en “BBB”, nivel que está dos escalones arriba del grado de inversión, tras el recorte de un notch que propinó el 26 de junio. La perspectiva es estable, lo que indica que no hay riesgos de un nuevo recorte.

[email protected]