El crédito al consumo otorgado por la banca comercial siguió con su caída en julio, reflejo de los efectos en la economía de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

De acuerdo con los Agregados monetarios y actividad financiera del Banco de México (Banxico), en julio, el saldo del crédito vigente al consumo se colocó por debajo del billón de pesos, al ubicarse en 981,200 millones, una caída real de 8.9% respecto a los 1.04 billones de julio del 2019.

Cifras del banco central precisan que la caída en el crédito al consumo inició desde noviembre del 2019, pero se pronunció a partir de marzo del 2020, mes en el que inició la pandemia en el país.

De enero a julio del 2020, el saldo del crédito vigente al consumo pasó de 1.06 billones a 981,200 millones de pesos.

En créditos personales y tarjetas, las mayores caídas

El Banxico precisa que dentro del portafolio de consumo, los créditos personales fueron los que registraron la mayor caída, pues el saldo se ubicó en 174,800 millones de pesos, una baja anual en julio de 17.4 por ciento. En el mismo mes del 2019 el saldo fue de 204,200 millones.

A este portafolio le siguió en caída la tarjeta de crédito, con una contracción de 10.9% y un saldo 359,300 millones de pesos, contra los 389,300 millones del mismo mes del 2019.

En el portafolio de créditos de nómina la caída fue menos pronunciada, de 3.9% en su comparación anual, para un saldo de 252,000 millones de pesos; y en los créditos para la adquisición de bienes de consumo duradero (ABCD), hubo una contracción en el periodo de 0.2%, con un saldo de 161,900 millones.

Así, de enero a julio, el saldo del crédito otorgado a través de tarjetas disminuyó en 41,619 millones de pesos; en créditos personales bajó 26,133 millones; y en créditos de nómina la disminución fue de 3,836 millones de pesos.

Crédito a empresas y a vivienda desaceleran

El reporte del Banxico precisa, por otra parte, que el crédito vigente de la banca comercial a empresas y personas físicas con actividad empresarial, siguió creciendo en julio a tasa anual, pero a un menor ritmo, al aumentar 4.0% acumulando un saldo de 2.83 billones de pesos.

En el crédito a empresas, la desaceleración inició en abril, pues entre el tercer y cuarto mes del año, algunas firmas hicieron todavía uso de sus líneas de financiamiento que tenían con los bancos para enfrentar problemas de liquidez por la pandemia, tendencia que ha disminuido, según especialistas.

De hecho en abril, el saldo de este portafolio era de 3.02 billones, y en julio bajó a 2.8 billones.

En lo referente al crédito vigente de la banca comercial a la adquisición de vivienda, el informe del Banxico precisa que en julio éste siguió con un crecimiento de 5.2% en su comparación anual, para colocar el saldo de este portafolio en 946,100 millones de pesos.

El total de la cartera vigente (incluidos los portafolios de consumo, vivienda y empresas), mostró un crecimiento de 1.1% en julio en su comparación real anual, empujado por vivienda y empresas, logrando un saldo de 4.8 billones de pesos.

Gris panorama

Un análisis reciente de BBVA Research considera que, en adelante, los efectos negativos de la fuerte pérdida de empleos formales y la resultante reducción de ingresos de los hogares, anticipan un panorama poco favorable para el desempeño de la cartera de crédito al consumo, que, enfatiza, podría registrar una caída más profunda y sostenida.

Intercam, por su parte, señaló que adicionalmente a los bajos crecimientos de cartera, un entorno de menores tasas de interés acabará por presionar los resultados, tanto en el margen financiero como en la utilidad neta.

Variación real anual del crédito al consumo en julio

  • Cartera. -8.9%
  • Tarjetas de crédito. -10.9%
  • Crédito de nómina. -3.9%
  • Créditos personales. -17.4%
  • Crédito para bienes de consumo duradero. -0.2%

Fuente: Banxico

eduardo.juarez@eleconomista.mx