El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la confianza de los consumidores logró repuntar en el tercer mes del año, luego de haberse visto estancada ante la situación epidemiológica en el país.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó en marzo en 40.4 puntos, con cifras desestacionalizadas, lo que significó un incremento de 1.6 puntos respecto a febrero pasado.

El resultado de marzo es el mayor aumento en el ICC desde julio del año pasado, cuando la confianza de los consumidores tuvo un repunte de 2.1 puntos en medio de la reapertura de la economía y la “Nueva Normalidad”.

“El indicador continúa en una senda de recuperación que se vio interrumpida por el resurgimiento del Covid-19 y la intermitencia energética en los primeros dos meses del año. Así, el cierre del primer trimestre parece reforzar la sensación de optimismo que ha permeado en las expectativas, por lo que, aunque los riesgos para el crecimiento se mantienen, consideramos que su sesgo es al alza”, indicó Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

Hacia adelante, estrategas de Banorte esperan que la confianza de los consumidores muestre más aumentos gracias a una mejoría en las condiciones epidemiológicas; sin embargo, no descartan un repunte en los casos que pueda mermar el indicador ante las vacaciones de Semana Santa.

Los datos del Inegi también revelaron que, tras 11 meses por debajo de los 40 puntos  —que se alcanzaron en julio del 2018— el indicador empieza a recuperar sus niveles previos a la pandemia.

En marzo del año pasado el indicador se ubicó en 42 puntos; sin embargo, a raíz del avance de la pandemia del Covid-19 en el país, la confianza de los consumidores se fue mermando y en mayo del 2020 tocó su nivel más bajo del que se tiene registro desde enero del 2017, cuando se ubicó en 28.6 puntos. 

En comparación con marzo del año pasado, la confianza continuó con disminuciones, aunque a un menor ritmo que antes con un retroceso de 1.6 puntos. Esto refleja que persiste la percepción de que las condiciones económicas, tanto del hogar como del país, se deterioraron respecto a 12 meses atrás y que hay menos posibilidades para comprar bienes duraderos.

Mejora generalizada

Todos los componentes del ICC mostraron un avance respecto a febrero, de acuerdo con el reporte del Inegi, que elabora de manera conjunta con el Banco de México (Banxico).

El rubro de mayor avance fue el de la situación económica actual de los miembros del hogar, con un crecimiento de 1.9 puntos respecto a febrero. Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, explicó que esto se debe a que hace un año la pandemia tuvo efectos negativos que deterioraron la situación económica de los hogares de manera significativa.

La situación económica esperada de los miembros del hogar para los siguientes 12 meses, así como la situación económica actual del país y la esperada para éste en el futuro avanzaron 1.6 puntos cada uno.

ana.martinez@eleconomista.mx