Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), sostuvo que las subastas diarias de dólares, que están a unos días de terminar, han ayudado a evitar los desequilibrios del mercado y a suavizar movimientos bruscos del peso.

En el marco del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) celebrado en Davos, Suiza, el gobernador de Banxico declaró en una entrevista con Bloomberg TV que el peso ha visto una sobrerreacción que no ha sido guiada por los fundamentos de la economía, y que su sensación es que debería apreciarse desde los niveles actuales.

Carstens agregó que la semana próxima México evaluará la continuidad del mecanismo de subastas de dólares que ha empleado para suavizar la volatilidad en el mercado cambiario desde hace poco más de un año.

No obstante, precisó que a partir de reglas basadas en la intervención en el mercado, la Comisión de Cambios del país tiene que evaluar la posibilidad de aumentar las subastas o modificar la cantidad.

Hemos estado haciendo algún tipo de intervención (...), una cosa es suavizar las fluctuaciones, la otra es defender un nivel. Creo que las normas basadas en la intervención en el mercado han funcionado muy bien para México , aseguró.

El peso mexicano se ha depreciado casi 9% ante el dólar en lo que va del 2016, llegando a un nuevo mínimo histórico de 18.80 pesos. La divisa ha sido golpeada por el proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos, temores sobre el crecimiento de China y por una fuerte caída en el precio del crudo.

Carstens dijo que la falta de liquidez está provocando cambios en los mercados de divisas, y que en el caso de los mercados emergentes, éstos requieren construir una caja de herramientas a la medida.