La Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) representó un costo de 113,327.7 millones de pesos al cierre del 2019 y no de, al menos, 331,996.5 millones de pesos como informó en febrero pasado.

Debido a que la cifra reportada era superior a la estimada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, de manera excepcional se creó un grupo de trabajo para revisar la metodología empleada en el que participaron, entre otros: Gerardo Lozano, auditor especial de Cumplimiento Financiero, Ivone Henestrosa, directora General de Auditoría Forense, y Claudia Bazúa, directora general de Auditoría Financiera Federal.

También formaron parte: Carlos Villazón, director corporativo de Finanzas del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y Antonio Canchola, director Jurídico.

El grupo auditor se reunió en cinco ocasiones durante febrero y marzo, y los resultados se publicaron en un documento (con fecha de marzo del 2021) que la ASF difundió este sábado, junto con la minuta de las reuniones.

Nueva información

Dos días antes, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, escribió en su cuenta de Twitter: “El día de hoy aparecieron algunas notas periodísticas sosteniendo que los costos de cancelación del aeropuerto ascienden a 331,000 mdp. Esta información es incorrecta. Las minutas de trabajo que tenemos con la ASF arrojan una cifra de poco más de una tercera parte de lo señalado”.

Entre la nueva información, la auditoría escribió en su informe que obtuvo información adicional en las distintas reuniones de trabajo que se realizaron con directivos del GACM entre el 26 de febrero y el 16 de marzo del 2021, lo que permitió precisar algunas cifras para determinar el Costo del Esquema de Financiamiento, Construcción y Terminación anticipada de Contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) al 31 de diciembre de 2019.

De acuerdo con la auditoría, existe un monto de 199,560.1 millones de pesos relacionado con la liquidación y recompra de instrumentos financieros utilizados para el desarrollo de la obra “que no son costos” a considerar.

Entre lo que sí fue costo de cancelación se mencionaron los recursos por 93,204.0 millones de pesos, de los cuales 66,754.9 millones de pesos corresponden a inversión ejercida en construcción, 13,784.1 millones de pesos a la terminación anticipada de contratos y 12,665.0 millones de pesos a inversión ejercida por otras dependencias y entidades.

Contratos y convenios

La ASF también precisó otros gastos vinculados con el aeropuerto cancelado. “Durante los procesos de fiscalización, el GACM informó que formalizó 703 contratos y convenios de colaboración con otras entidades y dependencias, por 167,573.2 millones de pesos, sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA), desde el inicio del proyecto del NAICM hasta el 31 de diciembre del 2019, de los cuales 433 correspondieron a obra y servicios relacionados con la misma (377 pagados con recursos del Fideicomiso 80,726 y 56 del FONADIN) y los 270 contratos restantes correspondieron a bienes, servicios y arrendamientos, pagados con recursos presupuestales de del GACM”, se detalló.

Sobre el esquema de financiamiento privado, se reiteró que no puede considerarse como un costo la devolución o reembolso que se realiza a los inversionistas que adquirieron los instrumentos financieros, bonos y fideicomiso, que se convierten en excedentes a partir de la decisión de cancelar el proyecto y “en consecuencia, no puede generarse un costo respecto a un recurso que no se erogó y que finalmente se devolvió o reembolsó a quienes invirtieron en este proyecto”.

valores@eleconomista.mx